Archivo de la etiqueta: Interés Turístico Nacional

Reflexiones tras la tertulia de Ciudadanos sobre la Declaración de Interés Turístico Nacional de las fiestas de Abanilla


El pasado día sábado 12 de noviembre tuvo lugar una tertulia para debatir sobre el asunto del proceso que se está llevando a cabo para conseguir la Declaración de Interés Turístico Nacional de las fiestas de Abanilla. Estaba organizada por la agrupación del partido de Ciudadanos en Abanilla, y se realizó en la cafetería Lennon. Aclarar, antes de nada que, si bien yo tenía previsto inicialmente publicar este artículo previamente a la realización de la misma, su extensión no me permitió haberlo tenido a tiempo antes. Una vez que ahora tengo más tiempo, he podido terminarlo.

Mucho se ha hablado no ya sobre el fondo o el motivo en sí de la charla, que también, sino acerca de la forma de la realización de la misma, es decir, la idoneidad de que fuera un partido político sin representación en el Ayuntamiento el que hubiera convocado esta charla, cuando lo normal es que esta idea hubiera partido de la Federación de Moros y Cristianos, de la Hermandad de la Stma. Cruz (o de forma conjunta de las dos), o lo más lógico, por parte del propio Ayuntamiento, que al fin y al cabo es quien gestiona este asunto realmente y quien pone los plazos. Si se hubiera hecho así, que habría sido lo propio, esto habría sido lo correcto, y no habría existido dicha polémica. También quizá no habrían asistido tantas personas (he visto Asambleas de festeros, que no de representantes, con menos asistencia), por no ser algo realmente muy interesante, pero nadie habría podido poner objeción a asistir, pues estaría convocado desde la más absoluta neutralidad y oficialidad. Pero lo cierto y verdad es que dicha idea de realizar esta charla por parte del Ayuntamiento no ha surgido, porque o bien no toca o hay otras cosas más importantes que hacer. Dicho lo cual, y dado que no se puede prohibir a un partido (el que sea) que organice un acto para hablar de este tema, fue por lo que la realizaron.

Estoy seguro que la intención al convocar y realizar esta charla por parte de Ciudadanos, no era hablar de política (aunque no nos vamos a engañar, todo en este mundo depende de la política, por mucho que haya quien pretenda denigrar este aspecto), ni mucho menos tampoco politizar el asunto. Y así se manifestó previamente y de hecho así se constató tras finalizar el acto. Estoy seguro, pues así me lo trasladaron previamente, y de hecho así se vio, que la idea era aprovechar la plataforma que da el estar en una agrupación política, para realizar una charla y hablar de un tema en particular, en este caso, de las fiestas. ¿Y por qué este tema? Pues porque se podría haber hablado del agua, o de la oliva y el aceite, por supuesto también muy interesantes, pero la idea fue hablar de las fiestas ¿y por qué no?. Por esto, porque aunque la intención fuera la mejor, no se puede negar que al venir esta convocatoria por parte de un partido político, sea el que sea, desde ese primer momento en que esto es así, se quiera o no, ya se ha politizado el tema que se va a debatir.

Y desde luego no hacerlo en un bar (con todos los respetos al mismo, que está muy bien, pues de hecho hace varios años ya se hizo allí mismo una tertulia sobre la historia de las fiestas y nadie de los participantes puso reparos), sino en un recinto más apropiado para este tipo de actos culturales. No obstante, y una vez dicho todo lo anterior, las pretensiones de esta charla no eran muy amplias, sino las de dar unas pinceladas básicas del tema que en cuestión, como una introducción, para quizá una vez que se tengan estos puntos claros, algún día hacerlo con más preparación y el debido protocolo.

Por todo lo anterior, y dado que la realidad fáctica de la sociedad en la que vivimos es la que es, y que un partido político puede realizar charlas acerca de las cuestiones que más le apetezcan, e invitar a las personas que así lo consideren más oportuno, valorando las condiciones y las circunstancias, es comprensible que por muy abierto y neutral que se pretendiera hacer, había que respetar la decisión de los invitados a participar o no en el mismo.

Por parte de la Federación de Moros y Cristianos, estuvo presente Don Juan Manuel San Nicolás Sánchez, asesor cultural de la Junta Directiva y persona encargada de gestionar desde hace unos meses este asunto de la Declaración del I.T.N. de las fiestas. Y por parte de la Hermandad de la Stma. Cruz estuvo su presidente, Don Luis Mariano Mellado Linares. El Ayuntamiento no envió ningún representante a este acto. Ni el concejal de festejos ni tampoco el alcalde, pese a que estaban debidamente convocados y anunciada su presencia en la web de Ciudadanos. Dio la bienvenida Doña Esther Tenza, coordinadora de Ciudadanos en Abanilla y procedió a la presentación de los asistentes el responsable de política municipal Don Ramón Rocamora Jover, ex presidente de la Federación.

En sus intervenciones, Don Juan Manuel San Nicolás recordó que se ha encontrado documentación de que las fiestas de moros y cristianos ya se celebraban en Abanilla desde el año 1598, y entonces se hacían en honor de San Roque. Entonces el municipio de Fortuna no existía como tal, y no tenía por tanto a San Roque como patrón. A su vez, Don Luis Mariano Mellado quiso resaltar que, si queremos tener este reconocimiento, se ha de destacar lo que nos hace únicos respecto de otras localidades. En este sentido fiestas de moros y cristianos hay en muchas poblaciones, pero muy pocas tienen la Declaración del ITN (Almansa, Bañeres, Bocairent, Crevillente, Onteniente, Villena y Murcia), y también muchas otras poblaciones que tienen fiestas patronales, disparan con arcabucería y procesionan a su patrona. Pero muy pocas tienen un personaje como tenemos en Abanilla, como lo es el paje, ya sea de los capitanes o de la Stma. Cruz. Hay localidades que tienen volantes y rodelas (Petrer, Caudete y Sax), donde son niñas. Pero en Abanilla los pajes son niños y además lo son por las promesas y la voluntad de sus padres. Por eso hay que proteger esas promesas y a esos niños, que por otra parte se levantan muy de madrugada y se les da un palizón increíble para su corta edad.

Los invitados que acudieron al acto, entre otros hechos reseñables, llamaron la atención sobre cuáles son los requisitos legales para conseguir llevar adelante este proceso. Y vistos los mismos, vista la última modificación que se hizo para que la distancia desde la localidad a otra con suficiente número de plazas hoteleras fuera no de 30 km sino de 50 km, lo cual sobraría pues estamos a muchos menos de Murcia, superado este obstáculo sólo restaría la condición de la presencia mediática. En este sentido, se puso de relieve el hecho de la no existencia de medios de comunicación en la localidad, ni tampoco de un gabinete de prensa que promocionase en el exterior las cosas que sí que hacen. Se puso el ejemplo de los recientes actos del medio año festero, donde se ha realizado una convivencia en la que ha habido muchísimas personas, posiblemente una cantidad cercana a las mil personas. Y no se ha hecho eco ningún medio regional. En este sentido, aclarar por la parte que me toca que en la web de la Federación sí que se realizaron noticias para comentar y dar a conocer los eventos que se han hecho durante este medio año festero. Pero claro, esto no es un medio de comunicación oficial.

Llegados a este punto, quisiera recordar lo ocurrido hace unos cuantos años, en fechas previas a las fiestas de 2013, cuando se propuso que fuera la entonces Secretaria de Estado de Turismo Dña. Isabel Borrego (esposa del -quizá más conocido- Vicente Martínez Pujalte, la cual entonces era diputada del PP desde 2011 por las Islas Baleares, y que en 2015/16 lo ha sido por la Región de Murcia). En ese momento y tras ser propuesta dicha idea desde la Junta Directiva de la Federación de Moros y Cristianos, se estudió en una reunión de los portavoces municipales del Ayuntamiento, donde los tres grupos (PP, PSOE y IUMA) dieron el visto bueno a la misma (pese a lo que suponía de nuevo de politización de las fiestas), pero se aprobó porque el interés era la Declaración de ITN de las fiestas y no otra cosa. Sin embargo, escasos días después se supo que la portavoz del PSOE había cambiado de idea y hasta se había corrido el rumor de que “alguien” iba a hacer un “escrache” (era la época en que esto estuvo de moda) en la puerta del Pabellón de deportes cuando ella fuera a entrar al acto de la Coronación. Visto que esto no se podía consentir ni permitir que esto ocurriera, unas semanas después se convocó una reunión de seguridad en la que aparte de representantes de la Federación y la Hermandad, también lo estuvo la portavoz del PSOE y el vicepresidente de Vertivega (actual alcalde), en la cual la primera dijo que esto del escrache no era cosa suya, y por parte de Vertivega presuntamente esto no les constaba para nada y se habían enterado hacía una semana.

ANTECEDENTES Y SITUACIÓN ACTUAL

Es algo evidente que la Federación de Moros y Cristianos, como la Hermandad, por supuesto están a favor de la consecución de esta Declaración turística. Es más o menos conocido que las fiestas de Abanilla tienen conseguida la Declaración de Interés Turístico Regional desde el año 1986, pues así se ha venido publicando durante unos años en los carteles de las fiestas, pero lo mismo hay quien desconoce el hecho de que las fiestas en honor de la Santísima Cruz lo tienen también de igual manera desde el año 2004. En esos años se daba una cantidad económica como subvención desde la CCAA, y si había que repartir, se hacía mirando primero las fiestas con más relevancia, las de interés turístico nacional, luego regional, y finalmente local, si es que quedaba algo. Con la llegada a la Consejería de Cultura de Pedro Alberto Cruz, se eliminaron todas esas ayudas a las fiestas locales tradicionales, que pasaron a subvencionar el macroconcierto del SOS 4.8. en Murcia. Así que, si bien ahí ya no se recibe nada, si hay ayudas, que ahora mismo tampoco las hay, si las hubiera habría de ser teniendo la categoría de Interés Turístico Nacional. ¿Y entonces es eso lo que se quiere ahora? ¿tener esa categoría por si acaso hubiera ayudas públicas?, dirá cualquier lector.

Pues más o menos sí es eso en lo que se viene trabajando desde hace ya varios años, en la recopilación de apoyos por parte de los grupos asociados de la Federación, de empresas y otras entidades del municipio de Abanilla, de entidades festeras de fuera de Abanilla, de organismos públicos y empresas de la Región de Murcia, para recabar dichos apoyos que den lugar a conseguir esta Declaración de Interés Turístico, pero a nivel Nacional. Como ya he comentado anteriormente, vistas las condiciones legales necesarias para poder optar a solicitar esta Declaración, la condición de la existencia de suficiente oferta hotelera en 30 km a la redonda, que pasó a ser de 50km, el único requisito que falta es la existencia de la cantidad de veinte noticias en las que haya una aparición de estas fiestas en medios de comunicación a nivel nacional. Para conseguir este objetivo, la anterior directiva de la Federación de moros y cristianos, aprobó una medida que era destinar 1000€ durante los próximos años, para que sumados a los que a su vez pondría la Hermandad y el Ayuntamiento, poder pagar a una empresa que se encargara de gestionar la publicación de estas apariciones en la prensa escrita, radio o televisión. Esa era una visión de los hechos. Otra visión estima más oportuno el destinar dicho dinero en invitar a venir a algún periodista de renombre durante unos días a gastos pagados y lo que haga falta, para que luego promocione desde sus plataformas mediáticas nuestras fiestas. Otras posturas prefieren destinar dicho dinero a invertir en algo realmente turístico que lejos de hablar de lo bien que están las fiestas ahora mismo, cree algo nuevo que realmente sí atraiga a la gente, y cuando eso esté hecho, la relevancia mediática vendrá por sí sola. Todas son posturas que tienen su sentido y que cuando llegue el momento, los responsables deberán meditar y valorar para hacer lo que mejor consideren. En este sentido, habría que recordar las palabras de José Luis Cutillas (Asamblea de la Asociación de moros y cristianos del 14 de marzo de 1987) cuando se hablaba de la subvención regional, en el sentido de que “la subvención nos tenemos que hacer merecedora de ella en cuanto a orden y forma de hacer la fiesta”. Entiendo yo al leer esto y aplicado a la situación actual, que si bien las noticias son necesarias legalmente, y la aparición en la prensa es obvio que cuesta dinero, sería preferible que el reconocimiento lo fuera por lo que se hace realmente en esta fiesta, que no pagando ex profeso por ello.

Entonces, volviendo a lo anterior ¿qué diferencia hay entre el Interés turístico regional que ya se tiene y el nacional que se quiere conseguir? La diferencia con lo que hay actualmente, es que en este caso el reconocimiento no sería para las fiestas de moros y cristianos o para las fiestas de la Cruz en concreto, sino que lo sería de forma conjunta para las dos fiestas, y por eso este trabajo se coordina desde el Ayuntamiento de Abanilla, para las fiestas de moros y cristianos de Abanilla en honor de la Santísima Cruz, es decir, para las fiestas patronales dicho así en general. Para ello tras las gestiones anteriormente ya citadas, se promovió este asunto en el mes de abril desde el grupo del Partido Popular, partido que realizó una moción en la Asamblea Regional para dar este apoyo institucional autonómico a estas fiestas.

Que en dicho momento, en abril de este año 2016 fuera el PP quien encabezara este movimiento, llevando la moción a la Asamblea Regional, estando en la oposición como estaba aquí en Abanilla, y no siendo el PSOE que era quien gobierna actualmente, se vio mal desde algunos sectores de la población. Pero lo cierto es que miembros ediles del Ayuntamiento sabían de la intención de llevar esto a cabo desde octubre de 2015, y pasado el tiempo, visto que no se había hecho nada al respecto, fue el PP quien se adelantó y lo hizo. En este sentido, desde la Federación, como desde la Hermandad, visto que son organizaciones en la que hay personas de todas las inquietudes políticas, sus representantes ni se deben ni se pueden posicionar políticamente, por mucho “corazoncito” que tengan. Y para que conste donde proceda, lo único que se hizo fue agradecer estas gestiones, vinieran de donde vinieran, pues lo que estaba claro es que éstas iban a favor de las fiestas.

¿Y entonces ahora en qué punto se está? Ahora se está a la espera de que el Ayuntamiento mueva ficha y determine el momento en que estima que procede realizar la solicitud formalmente a la Secretaría de Estado de Turismo, pues dicho momento será el que cuente para tener en cuenta los tres años de plazo hacia atrás para que valga la aportación de noticias y también el de los siguientes tres años en adelante para poder confeccionar el expediente incluyendo las que aparezcan en ese tiempo. Mientras no se haga nada oficialmente desde el Ayuntamiento, todo este movimiento sigue parado.

¿SIRVE PARA ALGO TENER LA DECLARACIÓN DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL?

Una vez aclarado todo lo anterior, mi opinión particular es que este asunto, que en principio podría no tener mucha relevancia mediática (como en su día no la tuvo en 1986), o que incluso podría parecer bien a todos, sin embargo, no termina de llegar a la calle como una aspiración compartida por todos los festeros y vecinos de Abanilla. Quizá porque se ve como algo muy lejano, o quizá porque no es algo que sea tan importante para su día a día el hecho de que alguien firme un papel en un lejano despacho. Sin embargo esto es así, y funciona así. Si se cumplen los requisitos oficiales, se completa el expediente, se presenta y se lleva para que se proceda a su aprobación. Y esto se hace en los despachos. Es así.

Muy bien. Se hace en un despacho. ¿Y para qué sirve eso de tener el Interés Turístico Nacional? ¿Se es más importante por eso? Pues pudiera parecer que no, pero potencialmente sí. Veamos: Actualmente de las fiestas que tienen dicha categoría a nivel nacional, en la Región de Murcia, tan sólo están los moros y cristianos de la capital de Murcia, y esto se consiguió en 2012. Las fiestas patronales de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca lo tienen a nivel internacional desde 2004. ¿Son en Murcia y en Caravaca más importantes que en Abanilla?. Las fiestas de moros y cristianos de Abanilla existen (en los tiempos modernos) desde 1973 y las de Murcia desde 1983, es decir, diez años después. Y las dos reliquias de la Stma. Cruz son “según el certificado del Vaticano” (como todas las que digan poseerlo, aunque no tengan fiestas) del mismo madero de la Cruz. ¿Entonces dónde está el problema?.

Las fiestas de moros y cristianos de Murcia han tenido mucha más inversión que las de Abanilla, tanto por parte de los festeros como sobre todo por parte municipal. Siendo como son tres veces menos de festeros en Murcia que en Abanilla, sin embargo, sus ingresos públicos son mucho mayores. Y esto se puede ver en el coste que suponen los actos culturales que se realizan, las carrozas y también los trajes, así como el disponer del campamento en los jardines del Malecón para realizar allí los actos de forma conjunta y no tan desperdigada por el pueblo como es el caso de Abanilla. Por otra parte está la cuestión demográfica. Cierto es que la población del casco de Abanilla es de unas 3.000 personas y comparada con las cerca de 400.000 personas de Murcia, hay mucha diferencia, razones por las que la capacidad de atraer turismo es muy diferente. Sin embargo no se puede negar que el porcentaje de población que participa en los desfiles de Abanilla es sin duda muchísimo mayor que el de Murcia.

No obstante, a pesar de que haya más población que en otros lugares implicada en estas fiestas, sin embargo, no parece que se termine de tener conciencia del potencial del que se dispone. A pesar de la cantidad de años que llevamos de fiestas en Abanilla, no se ha invertido ni de forma pública ni tampoco privada en desarrollar establecimientos que se dediquen casi de forma específica al mundo de esta fiesta de moros y cristianos. No hay establecimientos que hayan apostado por la confección de trajes de la época. Ni tampoco por la realización y venta de complementos de vestuario, detalles o incluso premios con motivos medievales. Sólo varias personas que de un tiempo a esta parte, y de forma independiente, sin figurar en ninguna parte, se han encargado de gestionar encargos para otros establecimientos de otras localidades cercanas de Orihuela, La Murada, Petrel, etc. Es decir, no se ha apostado seriamente por desarrollar este potencial turístico con vistas empresariales, sino que las fiestas se han visto sólo como un hobby estacional.

¿Entonces interesa o no interesa cambiar lo que se viene haciendo e invertir ahora mucho en turismo?. Nunca es bueno que un lugar, ya sea pueblo o ciudad, base toda su economía en una misma cuestión. Como dicen los economistas, no es bueno poner todos los huevos en la misma cesta. E igual que se decía que no era bueno basar todo el futuro de la economía regional en el ladrillo y el turismo de sol y playa, por temor a que esta apuesta no resultara satisfactoria (ya se ha visto que así fue), -y en Abanilla ya tenemos experiencia con lo que pasó con la industria del esparto, donde la mayoría de la población trabajaba en algo relacionado con esta labor-, estas son razones más que evidentes de que hay que diversificar en otro tipo de industria, no sea que por alguna razón se nos muera la gallina. ¿Eso quiere decir que no hay que invertir más en fiestas y turismo?. No. Eso quiere decir que hay que invertir, sí, más, pero sin dejar de lado otras opciones que pudieran ser también rentables para el futuro y que también son interesantes, como por ejemplo el sacar algo en claro de toda esa montaña de basura que hay en el vertedero, o el potencial turístico del entorno medioambiental. Si la población está contenta y tiene trabajo, no tendrá motivos para irse fuera a buscar empleo, que es lo que ocurre actualmente. Tendrá dinero y podrá seguir invirtiendo en el pueblo, no se cerrarán viviendas sino que se restaurarán, se moverá ese dinero en el pueblo y por supuesto al final también repercutirá en una mejora de las fiestas. Hay potencial, la cuestión es encontrarlo y no estancarse. Pero el problema actual no es ese, sino rebajar la inmensa deuda municipal heredada y que nos tiene asfixiados, por lo que las ayudas públicas municipales a las fiestas, por ejemplo, a la Federación, pudiendo ser mucho mejores (hace unos años eran de 18.000€ y debido a los años de crisis, actualmente dicha ayuda -que por cierto no se da porque sí, sino a cuenta de una posterior justificación con facturas-, es de la mitad: 9.000€ y para música básicamente), ayuda pero es bastante escasa en comparación con por ejemplo la que se da en Murcia. Y respecto de la Hermandad ya se habló en la Asamblea de este año 2016 de cómo estaba la situación: hasta entonces con el PP en el gobierno municipal se pagaba la música, pero sin asignación de partida presupuestaria específica, con lo cual… al llegar el nuevo equipo de gobierno, gastaron en otras fiestas hasta que hubo, como fue el caso, y no quedó ni se guardó nada para la Hermandad. Con la reciente aprobación del presupuesto para 2017, el Ayuntamiento ha presupuestado una partida específica de 5.000€ para ayudar a los actos de la Hermandad. Pero en fin, este asunto no es cuestión de debate en este artículo.

PUNTOS EN CONTRA: FIESTAS PRIVADAS EN LOS CUARTELILLOS

Volviendo a la Declaración de ITN, aunque sean pocos, ésta también tiene sus detractores, que entre otras cosas opinan que estas fiestas de Abanilla deberían quedar más bien para consumo privado y no intentar dicho salto de categoría, no sólo regional, sino mucho menos nacional, pues vistas con presunta objetividad, estas fiestas no merecerían dicha categoría, ya que en realidad son unas fiestas prácticamente privadas.

Se basan para decir esto, en que cualquier visitante que llega al pueblo en dichos días de fiesta y buscan el lugar de celebraciones, realmente no lo encuentran, pues lo que realmente hay es una serie de locales privados donde los grupos hacen sus propias fiestas, comidas y cenas a puerta cerrada, y donde si se quiere entrar, en realidad es preciso hacerlo de la mano de alguien de dicho grupo, que cierto es, hará gala de nuestra consabida hospitalidad, pero que para eso antes hay que conocer a esa persona previamente. Bien, pero ¿y la gente que no tiene conocidos?  ¿A la Ermita? ¿Y si allí no hay nada ni nadie en ese momento?

Efectivamente, las fiestas de Abanilla tienen ciertos puntos que son bastante susceptibles de mejora, y uno de ellos es ese, y esto lo ven hasta los niños. La única respuesta que es posible dar, es que por el transcurrir de los años, por las urgencias y exigencias económicas de otras necesidades más perentorias, más importantes a nivel social, entre unos y otros no se ha buscado una solución a este problema, por lo que la progresiva creación de grupos (mediante la división de los ya existentes), lo que ha provocado ha sido precisamente que éstos tuvieran que ir buscándose sus propios locales donde establecerse para poder realizar sus actividades internas.

Si bien cuando empezaron las fiestas hace ya más de cuarenta años, la Mesnada de Calatrava tuvo como local los bajos de la Encomienda (era de propiedad privada hasta que el alcalde D. José Luis Cutillas se empeñó en endeudar al Ayuntamiento la compró en 1986 porque había quien quería tirarla y hacer pisos), y Jaira enseguida tuvo su cueva (merced a la inversión privada de sus socios y a los beneficios del muy poco conocido y comentado asunto del bingo), mientras no hubo muchos más grupos no hubo necesidad de cambiar nada, pero con la proliferación y creación de nuevos grupos (pese a la solicitud de Benito Ruiz en una reunión de la Junta Central de la Asociación el 21 de febrero de 1987, para la creación de un cuartelillo general para cada bando), ante la falta de respuesta práctica y real por parte del Ayuntamiento (que si hubiera podido -pues estaba en proyecto junto a la Ermita-, hubiera proporcionado un recinto debidamente acondicionado), lo que se provocó fue el surgimiento de forma esparcida de estos cuartelillos por todo el casco del municipio.

Reconducir esta situación es algo que estaba en el ideario de la anterior Junta Directiva de la Federación presidida por Ramón Rocamora, pues ya propuso la creación de un campamento festero, el cual precisamente no salió adelante porque los grupos lo votaron en contra, pues no terminaban de tener claros los conceptos de la propiedad del terreno (privada de los propios dueños), cómo se hacía para entrar en este proyecto (con contenedor grande para trasladarse del todo o pequeño para sólo tener un pequeño lugar de encuentro y almacenaje de bebidas durante las fiestas) y dónde se guardaban los enseres de cada grupo durante el resto del año (en los bajos del Pabellón). Y de igual forma, sigue estando en el proyecto de la actual Junta Directiva de la Federación de Alfredo Deltell, pero cambiando bastante el modelo. Dicha propuesta (y así se informó en la correspondiente Asamblea en que se pidió permiso para pedir la subvención), era que fuese un recinto público (se supone que de propiedad municipal), donde esté el grupo que quiera, empezando por los grupos pequeños que son los más necesitados económicamente hablando (pues soportan los mismos gastos fijos de alquiler y música entre menos gente), y teniendo un espacio propio donde se guardasen los enseres allí durante el año. Dicho lugar además serviría para la realización de otro tipo de eventos públicos durante el resto del año. Otro debate sería el asunto de la bebida, pues actualmente quien no bebe, paga las mismas cuotas en cada grupo que el que sí bebe, y por tanto tiene que “subvencionar” al que sí que bebe, pero esto, aunque no se llegó a debatir, también lo tenía yo in mente, y sería fácil de resolver, pues en otros municipios ya tienen solucionado este problema hace tiempo mediante la adquisición de tickets, aunque no obstante ése ya sería materia de otro debate.

Otro detalle relativamente importante es el recorrido del desfile. Si bien esto no es una cuestión que esté escrita en Estatuto o Reglamento alguno, es algo que es posible de aprobar en una Asamblea. Pese a que lo habitual en los pueblos festeros es buscar calles amplias y llanas o en su caso que vayan hacia abajo, para que no se cansen los festeros y los músicos, pues no en vano se rememora la huida de los moros que es bajando desde el castillo hasta las faldas de la montaña, sin embargo en Abanilla, donde tenemos a gala eso de ser “la excepción a la regla”, el recorrido del desfile se hace subiendo la calle Francisco Salzillo y la calle Mayor, y esto es porque en 1973 las primeras personas que empezaron a salir desfilando lo hicieron en este sentido, tan sólo porque iban acompañando a las carroza de la reina y damas de honor. Y desde entonces se ha venido siguiendo esta misma tradición sin tener en cuenta que esto, de histórico, tiene muy poco, o nada. Hasta la fecha se ha intentado modificar el sentido de este recorrido en varias ocasiones, para hacerlo bajando la calle mayor, y en ambas votaciones dicha propuesta no ha prosperado. Una de ellas, por ejemplo, el 25 de marzo de 1989, en la que ganó mayoritariamente el seguir igual con sólo siete votos en contra. Dicha configuración del recorrido, con calles empinadas y estrechas, que lo hace más sufrido al festero, sin embargo, aporta más cercanía al visitante. Es cierto que esto mismo en otras localidades, donde la distancia es mayor, hace que no se tenga ese calor, y quizá el desfile pase sin tanto impacto entre los asistentes.

EL PROBLEMA DEL BOTELLÓDROMO DE LA ROMERÍA MÁS IMPORTANTE DEL LEVANTE ESPAÑOL

Si bien que alguien dijera alguna vez aquello de que la romería del día 3 de mayo en Abanilla era la más importante del levante español, en su día debió de ser bastante notorio y relevante, en los últimos años se ha venido viendo que por lo que ha sido relevante ha sido más bien por el exceso de consumo de bebidas, las cuales, aunque siempre han existido, no lo han sido en dicha cantidad. El problema de los carros, que en su día se incorporaron simplemente como ayuda logística para ir dejando los trabucos y llevar algo de comida, hoy están para llevar ese algo de comida y bebida, pero casi ningún o ningún trabuco. Querer conservar y mantener las tradiciones lo más parecidas o similares a como las hemos conocido y vivido desde pequeños, es labor de las personas que dirigen la Hermandad de la Stma. Cruz, y de aquellas personas que, aunque no sean sus dirigentes en determinados momentos, también se preocupan y mucho, por mantener la memoria viva de lo que siempre se ha hecho y se ha de proteger.

El hecho constatable de que en años precedentes dichos carros y los romeros que los llevaban, hayan entorpecido excesivamente el transcurrir de la romería y hayan retrasado la llegada del trono a Mahoya, ya sea por dejadez de dichas directivas o por alguna otra cuestión, fue y es un problema, pues se ha perdido bastante del respeto en cuanto a las formas en sí, que antaño se tenía y profesaba a la patrona del pueblo. Problema que la actual presidencia de Luis Mariano Mellado se ha esforzado mucho por corregir, poniendo freno a la proliferación de carros por doquier, así como coordinando y gestionado de una forma adecuada el correcto tráfico de los mismos en las intersecciones y determinados puntos problemáticos del recorrido. Esto, aunque haya provocado una posible pérdida de afluencia en cuanto a lo “excesivo” que había antes, por otra parte, ha conllevado una mayor agilidad para todos, tanto para los tiradores como para romeros en general, que han visto como se ha adelantado la llegada entre una y dos horas, lo cual ha permitido tener más tiempo para comer e incluso para volver antes. En este sentido podemos considerar que se está haciendo un buen trabajo.

¿Y AHORA QUÉ HACEMOS?

Como ya he comentado anteriormente, la gestión y puesta en marcha de este asunto de llevar adelante el procedimiento de la Declaración de ITN, corre por cuenta del Ayuntamiento, en concreto por parte del concejal de festejos, que es quien debe indicar al personal de la Oficina de Turismo que inicie las correspondientes gestiones para coordinar a los responsables de la Federación y la Hermandad para reunirse y tomar algún tipo de decisión al respecto sobre si seguir o parar o qué hacer.

Por parte de la Federación, ya me encargué de incluir en la reforma del Reglamento un nuevo título festero a entregar, denominado “Embajador de las fiestas”, que se daría a criterio de la Junta Directiva y su nombramiento lo sería para una persona con la suficiente presencia mediática como para relacionar su imagen con nuestras fiestas. Pese a que haya quien considere que esto pueda ser un nuevo gasto más para quedar bien con gente de fuera (es lo que se suele pensar en estos casos), en realidad ni es un gasto (pues teniendo en cuenta lo anterior sería una inversión en aparición de las fiestas en los medios de comunicación), ni tampoco es nuevo, pues revisando las actas de la Asociación, este mismo título se denominaba “Embajador honorario” y de hecho ya se otorgó en la Asamblea del 29 de marzo de 1986, tanto a D. José Pardo Orea en representación del bando moro, como al entonces cura párroco D. Pedro Rabadán España en representación del bando cristiano. En 1987 no hubo, pero en la Junta Central del 6 de febrero de 1988, sí se distinguió con estos nombramientos al Maestro Miguel Villar González y a Salvador Domenech Llorens, pregonero del año anterior.

CONCLUSIONES

Concluyendo y recapitulando: Podemos entender que las fiestas patronales de Abanilla tienen méritos suficientes en cuanto a historia y participación vecinal como para merecer dicho reconocimiento, más incluso que las de otras localidades, si bien lo único que dificulta realmente este hecho es la escasa relevancia de Abanilla como municipio, y por tanto la poca importancia del mismo a la hora de aparecer en las noticias, pues lo cierto es que interesa a bastante poca gente. En consecuencia, no hay excesiva presencia mediática puesto que Abanilla no es precisamente capital de provincia. Tampoco a la Stma. Cruz se le ha dado tanto bombo mediático como a la de Caravaca, ni tampoco la población es excesivamente numerosa como para que lo hubiera y mereciera la pena (si acaso sí existe la presencia mediática digital de esta web).

La configuración actual del recorrido del desfile, si bien al pasar por bastantes calles estrechas de la época le da ese toque histórico al desfile, sin embargo, le resta en capacidad de asistencia y presencia de visitantes, aunque los que acuden, al estar más cerca de los desfilantes, sí se integran en la fiesta mucho más que en otras poblaciones. Por otra parte, son los propios vecinos los que sacan sus sillas a la acera para que se siente la familia y los amigos que vienen a verlo. Si bien en los años 80 y 90 las vecinas sacaban las sillas en la misma mañana del día uno, el crecimiento del mismo y la mayor relevancia y participación de personas de en el desfile ha hecho que las sillas ya estén puestas en algunos tramos incluso dos noches antes, que ya es decir. En consecuencia, visto lo complicado que resultaría disputarse dicho espacio con los propietarios de las viviendas, es complicado que una empresa que trabaje colocando sillas pudiera realizar su negocio en dichas zonas y aportar alguna cantidad económica a la fiesta en compensación. Por esta razón ya se está empezando a dar más valor al tramo inicial de la carretera de Murcia. Trasladar por tanto el recorrido del desfile priorizando el hecho de que las vías fueran más accesibles, resultaría más práctico, pero le quitaría cierto encanto al mismo.

Y respecto de la romería de la Stma. Cruz, que es el otro principal acto de las fiestas patronales, ya he comentado que, aunque desde la Junta Directiva se está intentando quitar, frenar y disminuir la mala imagen que había venido teniendo la romería en cuanto a botellódromo se refiere, aún sigue existiendo y sinceramente, va a costar mucho el corregir una vez que la población se ha acostumbrado. Potenciar lo que es la tradición de esta fiesta por encima de incorporaciones de elementos que poco tienen que ver con lo nuestro, será una gran tarea a llevar a cabo para estos próximos años.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fiestas

IUMA NO ES UN CUADRO ROCIERO


Mª Dolores Saurín Riquelme, como concejal y Portavoz del Grupo Municipal Independiente, IUMA, del Excmo. Ayuntamiento de Abanilla, tiene a bien contestar a la Sra. Esther Tenza, como coordinadora de su partido, (supongo que en Abanilla), porque, desde luego que lo que no ostenta, es el cargo de Portavoz del Grupo municipal C’s del ayuntamiento de Abanilla, como ella misma se autodenomina, puesto que no tiene representación municipal.

Dice la Sra Esther Tenza que nos va a sentar a todos los grupos municipales en la misma mesa con el objetivo de potenciar las fiestas para que sean declaradas de interés turístico nacional, pues bien, sólo quiero decirles que todo el apoyo y esfuerzo lo ha demostrado sobradamente IUMA, a lo largo de algunos años, siempre que se nos ha pedido que arrimásemos el hombro.

Ayer, IUMA, declinamos la invitación respetuosamente, sin ánimo de molestar, sin dar las razones reales de la No presencia de mi persona como concejal y portavoz de IUMA, en su mesa de debate, pero ahora me obliga a ello, y las razones son obvias y muy sencillas…desde nuestro partido, que hemos estado ahí siempre, consideramos que no se deben de POLITIZAR los asuntos que son muy sensibles para todos nosotros, como son la Santa Cruz y los Moros y Cristianos, no se debe de sacar rédito político de ello, así que creo que la Coordinadora de C,s, NO va a sentar a todos los grupos municipales en su mesa para hacerles de cuadro rociero, invitándonos a hacer palmas, porque en la mesa de debate, queda muy claro quién la conforman.

Esta mesa de debate la tenía que haber propuesto los tres o uno de los tres pilares importantes de nuestro municipio: Ayuntamiento, Hermandad o Federación de Moros y Cristianos y ellos invitar a todas las fuerzas vivas de nuestro municipio como: grupos políticos, asociaciones, colectivos, expertos y demás, entonces sí que hubiera estado IUMA como siempre lo ha hecho y seguirá haciendo para apoyar todo aquello que beneficie a nuestro pueblo y a su gente.

https://www.facebook.com/IUMA-128368883877764/?fref=ts

1 comentario

Archivado bajo Fiestas