Archivo de la categoría: Abanilla

La historia de París, abandonada en el municipio de Abanilla


La nueva  Ley 6/2017 de 8 de noviembre sobre “La Protección y Defensa de los animales de Compañía “tiene por objeto y finalidad regular el régimen de la protección, bienestar y la tenencia de los animales de compañía,  y  se promoverá:

a) El fomento de la tenencia responsable.

b) La lucha contra el abandono.

c) El fomento de la adopción.

“Si se pierde la sensibilidad y el corazón se endurece  nos olvidaremos de los sentimientos y las emociones… entonces nada merecerá la pena”. M.D.Saurín

La historia de París, abandonada en el municipio de Abanilla… ¿¿¿ME PUEDES QUERER???

Me llamo París soy una linda perrita, muy coqueta, con mi pelo rizado y preciosos ojos que enamoran a cualquiera, mi dueña siempre me lo decía “eres preciosa y me tienes loca”; vivíamos en un apartamento en Valencia junto a su niña pequeña Tana, y la vida pasaba muy feliz, me sacaban a jugar al parque, mi duchita calentita, me daban mi alimento exquisito, dormía en los pies de su cama y en el sofá de casa tenía mi rinconcito… guau no se podía pedir más… era muy afortunada.

Un día a mi dueña le salió un trabajo en un pueblo llamado Fortuna, y allí conoció a un hombre, que no era de allí sino de Macisvenda, y nos trasladamos a vivir los tres, mi dueña, Tana y yo.

Las cosas no fueron nada bien, mi dueña y Tana se tuvieron que marchar a otra ciudad y en esos planes no me incluían a mí, porque donde iban no admitían perritos. El señor le prometió que me cuidaría muchísimo, que estaría muy feliz y que no se preocupara. Yo le recé muchísimo a “San Perruno” para que así fuera, pero no lo fue.

Recuerdo cuando el coche se alejaba y mis ojos se clavaron en el cristal de atrás fijando mi mirada en la mano de Tana, que me decía adiós y me mandaba besitos, mi corazón se aceleraba igual que aquel coche que iba desapareciendo en la distancia.

Empezó mi nueva vida al lado de aquel hombre, todo le molestaba, no importaba dónde me pusiera, daba igual, siempre molestaba. No tenía apenas nada para comer, ni un cobijo para acostarme, ni una caricia, tampoco mi tiraban un palito para que pudiera cogerlo, cuando se acercaba mi nuevo dueño, yo le movía el rabito y daba saltitos para ganarme su cariño… pero nada le hacía gracia.

Un día decidió llevarme a casa de un amigo suyo, a un lugar llamado El Partidor, me alegré porque pensé: por fin va a cambiar mi suerte. Pero no fue así. Me dejaron abandonada en una enorme parcela. Creo que pasó más de un mes, que estuve por aquellos parajes deambulando de un lugar a otro, recibiendo palos y patadas cuando me acercaba a alguna casa. El miedo y temor se apoderaron de mí. Caminaba por la carretera y las fuerzas me fallaban. Mis patitas se me torcían y me caía al suelo por la debilidad. Creo que llevaba más de una semana sin comer,  tan solo soñaba con mi dueña y Tana en nuestra casita, con el calor del hogar y los juegos en el parque, y esas caricias en mi barriguita que tanto me gustaban, que me hacían rodar como una croqueta, y los saltos en la cama con Tana. Creo que esos pensamientos me ayudaban a seguir caminando hacia ningún sitio.

Abstraída en mis pensamientos, vi que un coche se paraba y se bajaban unas personas que corrían hacia mí, yo pensé: más desgracias no, San Perruno, pero no fue así, una muchacha y un chico, se acercaron a mí y me dijeron… no tengas miedo que no te vamos a hacer nada. Sólo queremos cogerte para que no te pille ningún coche y te pueda hacer daño.

Los miré, vi una sonrisa y una caricia, y eso me gustó, me subieron al coche y me llevaron a un lugar donde me dieron de comer muy rico, me dieron una ducha, me cortaron las rastas y me curaron las muchas heridas que llevaba en mi cuerpo… guau guau, pensé, estaré viva o habré muerto y estoy en el paraíso.

Vi a una señora que era policía, dicen que de Abanilla, recuerdo que se acercaban muchas personas a mí, para ver como estaba, también me pasaron un aparatito por el cuello y localizaron a mi dueña, porque llevaba puesto un “chip” que es mi identificación y por eso dieron con ella.

Mi dueña lloraba desesperadamente al ver las fotos que le mandaron al contemplar mi lamentable estado.

Se enfadó mucho y luego se entristeció por haber confiado en alguien que no es digno de confianza ni de compromiso.

Las personas que me salvaron la vida y mi dueña denunciaron el caso en la guardia civil por abandonarme.

Mi dueña buena y preciosa vino a buscarme a Abanilla desde Valencia. Se ha casado con un señor muy señor, que me sacó a bailar en la fiesta de su boda.

…me sentí muy protagonista,  con mi vestido de tutú blanco al lado de Tana y bajo la atenta mirada de mi dueña que me acariciaba sin cesar una y otra vez.

Ahora soy la perrita más feliz del mundo, nos hemos trasladado los cuatro a vivir a Madrid y somos una FAMILIA.

Ahhhh!!! Estoy preciosa y coqueta como siempre, mi pelo limpio y desenredado, mis uñas cortitas y me ponen unos lacitos que soy la más bonita y admirada de todo el jardín, la pesadilla ya pasó.

Gracias por leer mi historia… soy muy feliz con tanto amor.

París

Autora del relato. María Dolores Saurín

NOTA: TODAS LAS FOTOS SON AUTÉNTICAS DE LOS PROTAGONISTAS.

Nuestro más sincero reconocimiento a APAMA (Protectora de Animales de Abanilla) por la labor que realizan y que muchas veces pasa desapercibida.

Si puedes… Hazte socio

PÁGINA DE FACEBOOK: https://www.facebook.com/apamanature/

PERFIL EN INSTAGRAM: https://www.instagram.com/apamanature/

COLABORA CON 1€ AL MES (DESGRAVA EN LA RENTA): https://www.teaming.net/apamanature?lang=es_ES

ANIMALES EN ADOPCIÓN: https://petshelter.miwuki.com/protectora-apama-nature-murcia-5748

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Abanilla

CURIOSIDADES HISTÓRICAS DE HEMEROTECA


DIARIO LA PAZ DE MURCIA:

12-06-1885.- El olvido de los intereses locales: Reivindicación de la ejecución de la carretera de Monóvar a Murcia, que pasa por Pinoso, Abanilla, Fortuna y Archena.

05-01-1890.- Nombramiento de alcalde de Abanilla a José Miralles Lucas (era natural de Fortuna y se casó con María Gaona Rocamora, de Abanilla).

20-09-1892.- Estancia en Los Baños de Fortuna del inspector general de Infantería de Marina, general Ochoa y Moreno. Propuesta de nombramiento de maestro de la escuela de La Garapacha a D. Juan López.

15-01-1895.- El dengue, según dice “El Eco de Fortuna”, hace grandes estragos en Abanilla, con 123 casos en solo una semana.

EL DIARIO DE MURCIA:

22-091883.- -Tormenta de pedrisco en Abanilla, con destrucción del arbolado de su huerta. Recurso de alzada interpuesto por D. Francisco Belda, contra el acuerdo del Ayuntamiento de Fortuna, por considerarlo incapacitado para ser concejal.

05-06-1884.- La nube que descargó la tarde el lunes en el término de Abanilla hizo salir la rambla de Font, causando perjuicios en los sembrados.

30-06-1885.- El delegado de Hacienda da órdenes a los estanqueros de Abanilla y Fortuna, para que hagan las sacas en Cieza.

05-09-1885.- Personas competentes y conocedoras del terreno, dicen que las fuentes del Algarrobo y de la Higuera, situadas en los términos de Abanilla y Fortuna, tienen un caudal suficiente para surtir a Murcia…y son ricas, digestivas y de condiciones inmejorables.

19-11-1886.- El Bolo Arménico: Según refirió D. Gregorio Saavedra Fajardo, durante la epidemia de la peste valenciana (1647-48) el historiador Melchor de Villena detalla los prodigios que obró “el bolo arménico”, acreditándose como el mejor de España el que se extraía de una cueva que está en una montaña, al pie de la cual nace el principio y la fuente de Los Baños de Fortuna: Y un hombre de este lugar la saca de dicha cueva y la lleva a Abanilla, a donde le van a buscar…

16-01-1887.- El alcalde de Fortuna ha comunicado al Sr. Gobernador, que no habiéndose verificado el deslinde anunciado de aquella población y la de Abanilla, se sirva nombrar perito para el nuevo que se decrete, al ingeniero de montes D. Eduardo Pardo.

20-09-1892.- Fallecimiento de D. José Chacel Ferrero en Abanilla (que fue médico director del Balneario de Fortuna), padre del comandante del cuerpo de Ingenieros Militares, D. Julián Chacel García, quien ha presidido el duelo.

09-11-1893.- Incorporación a filas de: Pedro Cutillas Navarro, José Pacheco Ruiz y Diego Torá Guerrero, de Abanilla; y de Tomás Ruiz Palazón y Reyes de la Asunción, de Fortuna.

11-06-1895.- Un ingeniero de Murcia ha visitado y estudiado la situación de la acequia del agua de los baños termales, con el fin de dotar al pueblo de Fortuna de luz eléctrica, deduciendo que no hay agua ni sitio suficiente que pueda producir los 25 caballos que se requieren para mover el motor. Por cuyo motivo continuó a inspeccionar el río de Abanilla, en el cual, parece ser que encontraron algunas condiciones para poder llevar a efecto tan plausible empresa.

12-04-1895.- La Posada del Comercio, sito en la calle Saavedra Fajardo, tiene nuevo dueño…En dicha posada continúan parando, como de costumbre, los corsarios de Fortuna, Abanilla y Santomera.

22-12-1896.- El Eco de Fortuna dice que en el inmediato pueblo de Abanilla, continúa haciendo estragos la enfermedad de la viruela…Los alcaldes pedáneos de Caprés y Rambla Salada, dicen que también se han dado casos de viruela en sus demarcaciones. Fortuna: En los próximos días de Pascua, recorrerá las calles de la población la banda de música local y se postulará para recoger socorros con destino a los soldados en campaña (Cuba, Filipinas y Marruecos).

17-08-1897.- Soldados muertos en Cuba: José Perea Pérez, de Abanilla, y Diego Martínez Sánchez, de Fortuna.

25-09-1897.- Sorteo de soldados. Abanilla: Para la península 4; Cuba 7; Filipinas 3; Puerto Rico 1. Fortuna: 4-7-2-1.

07-10-1897.- Regreso de soldados de las guerras de Cuba y Filipinas: Juan Rubira Ruiz, de Abanilla, y José Climent Gomáriz, de Fortuna.

15-10-1897.- El Sr. Obispo administró ayer el sacramento de la Confirmación en Abanilla. En Fortuna lo impuso anteayer, a unas 2000 personas. El alcalde de Fortuna comunica al Gobernador, haber ocurrido una defunción y una invasión de viruela.

31-12-1897.- Relación de fincas que se han de despropiar, para la construcción de la carretera de Archena a Pinoso.

21-06-1889.- Soldados fallecidos en Cuba: Pascual Nicolás Ruiz, de Abanilla, y Juan Piquer Campos, de Fortuna.

09-11-1898.- Estancia en el Balneario de Fortuna del ministro de la Gobernación, Sr. Capdepan. En las inmediaciones de Abanilla ha resultado herido el joven cazador Salvador Prefacio, con la mano izquierda casi destrozada, por haberle reventado la escopeta. Vista en la Audiencia de la causa instruida por el crimen de la “Jumillica” de Fortuna.

19-10-1899.- Coche diario a Los Baños de Fortuna, desde la posada del Comercio.

29-05-1900.- La Guardia Civil de Fortuna, en el lugar conocido por “Cuesta del Atajo”, de Abanilla, ha detenido a José Navarro Cutillas, como presunto autor de haber echado un perro muerto a un aljibe, con el fin de infectar sus aguas.

CONTINUARÁ con EL LIBERAL DE MURCIA.

Autor: E. Marco, cronista oficioso de Favanella.

Bibliografía: Fotocopias recopiladas por Ginés Rocamora Vives, de la hemeroteca municipal del Almudí de Murcia.

Publicado en LA VOZ DE FORTUNA Nº 43, DE MARZO 2018, página 27

Deja un comentario

Archivado bajo Abanilla