Archivo de la categoría: Abanilla

EL ALCALDE NO DICE NADA Y SU PARTIDO, ¿NO TIENE NADA QUE DECIR?


En el diario La Verdad, tanto el pasado mes de marzo, concretamente el día 24, en un CONFIDENCIAL como el más reciente 28 de mayo, en una información titulada “EXCELENTÍSIMO MANCEBO”, se informaba de que D. Ezequiel Rafael Alonso Gaona, alcalde de Abanilla desde la elecciones de 2015 “ … cubre guardias nocturnas en la farmacia ….”, aportándose un vídeo que deja claro la mentira del alcalde que, a través de su portavoz municipal, dijo en el Pleno Ordinario del pasado 25 de mayo que no era cierto que atendiese en la farmacia, involucrando, en un gesto que lo define a su hija, la cual como todos sabemos no tiene nada que ver en el asunto. Todo ello después de que en la campaña electoral dijese, como también se recoge en el periódico que “… iba a ser el primer alcalde con sueldo en la historia del municipio porque no podía compatibilizar su labor en el Consistorio con su taxi…”

Hoy el alcalde responde con el silencio. Lo cual, en un representante político que habla poco y cuando lo hace es con falsedades, evidencia la absoluta incapacidad para el ejercicio del cargo que el pueblo le otorgó. Por ello los independientes de IUMA no esperan ya nada de él. Nada es nada.

Pero es un problema de todos, de los políticos y de los ciudadanos. No se puede estar sin liderazgo en el Ayuntamiento, te guste o no te guste. Y alguien tiene que tomar la iniciativa. Efectivamente, tras 28 años de gobierno del PP, el partido que supuestamente ejercía la oposición, el PSOE, alcanzó la responsabilidad de decidir la política local hasta el 2019. Lo hizo en base a presupuestos muy loables, la transparencia, el respeto al medio ambiente, justicia …etc, también a promesas incumplibles como la retirada de las antenas de telefonía móvil, la nube fantasmagórica y demagoga de los 50 o 100 puestos de trabajo en una empresa que limpiaría gratis el vertedero de Fenoll .

A los responsables del PSOE local les queremos decir que dejen de esconderse, que saquen la cabeza y respiren. Dígannos, al menos en este tema, si el partido del alcalde apoya el incumplimiento de la Ley 53/1984, de 26 de diciembre, de incompatibilidades del personal al servicio de las administraciones públicas, digan al pueblo que creyó en ustedes si apoyan la continuidad de un alcalde mudo y mentiroso (posible en el caso del alcalde Alonso Gaona). Sr. secretario general de la agrupación municipal del PSOE, sabemos que es parco en palabras, pero es necesario que responda a estas cuestiones, aunque sea tarde. Igualmente sería bueno que explicase si este silencio tiene algo que ver con la falta de apoyo que la Propuesta de IUMA de CONDENA DE LA CORRUPCIÓN POLÍTICA en el Pleno Ordinario de 18 de marzo de 2013 recibió del grupo municipal socialista, aludiendo a que no se puede poner en marcha el ventilador y que todos los partidos tienen corruptos… Nosotros, los que pertenecemos a IUMA NO, no tenemos miserables corrompidos en nuestras filas.

Queremos ir más allá, porque Abanilla se juega mucho en el envite y es lo que más nos importa a los independientes. Y es que el candidato que propusieron ustedes en las pasadas elecciones obtuvo la oportunidad de liderar el pueblo en busca de su recuperación y de su futuro, lo cual es necesario pero no suficiente para el buen ejercicio del cargo de la Alcaldía. Porque el líder debe también aceptar el reto de servir a aquellos que le apoyan y hacer que vean en él al que puede satisfacer sus necesidades, es por lo que el alcalde Alonso Gaona ha defraudado a la mayoría de sus seguidores. También porque la persona elegida requiere de unas cualidades mínimas para llegar a ser líder, quizás una inteligencia y empatía mínimas y una generosidad manifiesta, desafortunadamente ausentes en este caso.

Sabemos que no es fácil pero es una exigencia democrática, ética. Este alcalde no va a dimitir porque no es generoso y porque sigue sin estar dispuesto a servir a sus vecinos que es para lo que le pagan. Por tanto el partido que le propuso debe dar una respuesta que dignifique el nombre de Abanilla, proponga un candidato dispuesto a dar el cien por cien por el desarrollo justo y sostenible del municipio Y que lo haga ya.

Es al máximo responsable de la agrupación PSOE de Abanilla, al secretario general Rivera Marco, al que emplazamos para que explique a todos los buenos socialistas que apoyaron su candidatura y a todo el pueblo qué posición tiene respecto a un alcalde que ha mentido en sede plenaria y que ha incumplido la ley que se comprometió a respetar.

INDEPENDIENTES UNIDOS POR EL MUNICIPIO DE ABANILLA – IUMA –

Julio 2017

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Abanilla

REVISANDO NUESTRA IDIOSINCRASIA


NOTA.- Este escrito es un ensayo literario sin ánimo de ofender a nadie ni a ninguno. Al que no le interesen los rollos macabeos que no lo lea.

En el estado democrático y constitucional en que nos encontramos, no es correcto decir que hay corrupción o corruptelas en los partidos políticos que componen el mosaico nacional. Lo correcto sería decir, como se puede comprobar, que los corruptos son algunos garbanzos negros que suelen aparecer en cualquier cocido o potaje partidista. Al poder judicial, que es independiente, le corresponde valorar la toxicidad de estos elementos para la convivencia y apartarlos del guisao. Los ciudadanos tenemos el deber de denunciar su existencia, antes de comernos el potaje, para poderlo digerir en condiciones; pero para ello tenemos que abrir bien los ojos, para no visionarlos ni valorarlos con fines partidistas. Hay cosas que a nuestro juicio parecen evidente y, después, pueden resultar no serlo, porque todo depende del ángulo y la posición del observador, que se supone que debe ser neutral.

Ni que decir tiene, que en todos los charcos hay algo de fango, donde se suelen refugiar para procurarse la subsistencia algunas ranas, sapos, culebras y otros anfibios y batracios. Los reptiles andan por tierra firme, a la caza de insectos y escarabajos. Hay un refrán que dice eso de que una buena capa to lo tapa. Por eso, cuando surgen ciertos atisbos nacionalistas o partidistas, tratan de cubrir sus espaldas con presuntas banderas que gozan de una notoria impermeabilidad popular. La salud democrática se mide por el grado de independencia de La Justicia, que cuando es secuestrada o condicionada por el poder ejecutivo, recibe el calificativo de ser bananera. Ejemplos sobran a capazos, sin distinción de siglas y colores, tanto a nivel local como autonómico, nacional y de la Comunidad Europea. Si en cualquier guisao o potaje partidista se detecta la excesiva conjunción de garbanzos negros, pasa a la categoría de desaguisado; ahora, antes y de to la vida.

Todas las personas debemos ser consideradas buenas, honradas e incluso honorables; mientras no se demuestre lo contrario por los cauces legales reglamentarios. Se supone que cuando un ciudadano se consagra a La Política es para servir al pueblo, que no para servirse del pueblo a través del cargo, en virtud de su puesto en la lista y de los votos que obtenga en las urnas, sin artimañas ni pucherazos. La presunción de inocencia es la base de la equidad, al menos a nivel de la justicia humana. Por tanto, la libertad de expresión debe quedar limitada por esta premisa porque, de lo contrario, la convivencia se puede enturbiar más de la cuenta. Lo que también se suele observar en la selva mediática, es que ciertos lobos y lobbies se puedan disfrazar de corderos y vayamos a parar al cuento de Caperucita o en otras cuestiones del hampa. Los cuentos, cuentos son, con o sin moraleja; las fábulas siempre tienen un trasfondo instructivo a nivel moral; y como se suele decir, casi todos los refranes suelen ser verdaderos, si no en todo, en parte. Predicar es una cosa y el dar trigo otra muy distinta. El quítate tú pa que me ponga yo suele ser la normal moneda de cambio, quedando por demostrar que el camino se hace andando, con la peculiaridad de que algunos que ya han andado legalmente el camino, en su currículo el periplo ha quedado reflejado. Y lo de que más vale malo conocido que bueno por conocer, no deja de ser la excusa para estar siempre en el mismo lugar y con el mismo dilema. Hay situaciones en las que el sucesor deja por bueno a su antecesor, que eso es lo realmente peligroso. El pueblo que tropieza dos o más veces en la misma piedra, puede ser un caso digno de ser estudiado por los antropólogos sociológicos.

Las luces y las sombras de nuestras vidas están mezcladas en una confusa contradicción de guerras, estandartes y tratados de paz, deseos de reformas y la codicia del dinero fácil. El que en este mundo terrenal solo busca el bienestar material y la vana-gloria humana, suele ser o termina, siendo esclavo de la codicia. Las transiciones progresivas y armónicas no suelen ser traumáticas ni dolorosas. La peor desilusión nos viene cuando por manirrotas nos acostamos arruinados e hipotecados y soñamos que a otra mañana nos vamos a despertar “riconarios”. Los castillos levantados sobre el terreno fangoso del dinero, el poder y demás glorias terrenales, tienen los días y las noches contadas. Muchos optimistas experimentados, llamados también pesimistas, son perseguidos de cerca por los fuegos fatuos de algunos exacerbados optimistas sin límite, soñadores de ilusiones ópticas y demás espejismos de paisajes desérticos. Soñar no es malo, pero si se sueña despierto y dicho sueño tiene alguna relación con la parafernalia política, puede llegar a ser destructivo, en la mayoría de los casos, de nuestra propia identidad; porque nos da alas para elevarnos sobre los demás y perder la noción de por dónde pisan nuestros pies. Si en la cadena generacional existe algún índice de corruptela, cuando la temperatura y la humedad reinante alcanzan los valores óptimos surgen las setas y los hongos, que nos indican que debajo está la putrefacción y el micelio. Si de verdad queremos saber cómo son las personas que conforman una población, tenemos que analizar y estudiar lo que se llama su “entorno vital”.

Los jinetes del Apocalipsis según san Juan, nunca han parado de cabalgar sobre nuestras cabezas, desde que el mundo es mundo: el del caballo blanco, que simboliza el bien; el del ídem rojo, que no para de hostigar a los gobernantes para que no se acaben las guerras; el del ídem negro, que con la guadaña en la mano no para de segar vidas, sembrando la muerte entre los más débiles, por causa de las injusticias humanas; el del ídem pálido, que siembra el marón de las epidemias y otras sinrazones de fuerza mayor, creando el Tercer Mundo, que más bien es el inframundo. Detrás de toda esta caballería van los enterradores, armados de pico y pala, para tapar los efectos colaterales que los jinetes destructivos van generando. Estos tres jinetes que simbolizan el mal, persiguen sin cesar al que representa el bien, en una lucha desigual, campo a través, en este globalizado mundo mundial.

No le debemos poner alas a nuestra calenturienta imaginación en el orden de lo políticamente correcto o incorrecto, porque lo que demuestra la experiencia es que el que no la hace a la entrada la puede hacer a la salida y que en casi todos los sitios cuecen habas y en algunos hasta hacen muy buenos michirones con ellas, por lo que es conveniente que nos mantengamos pegados a la tierra por la Ley de la Gravedad porque, de lo contrario, puede resultar de “mayor gravedad” el batacazo que nos espera. La hiel, por su naturaleza, es amarga y prácticamente imposible transformarla en miel. Para que las playas lleguen al centro de algunas poblaciones del interior, como Játiva, y para que el Chícamo sea navegable, por poner un ejemplo, no es del todo imposible, aunque todavía falta mucho hielo que derretirse en el Ártico y en el Antártico.

AFORISMOS: El que se aprende muchas cosas de memoria, llena el aire de palabras. Y el que corta, copia y pega, empapela su entendimiento. Huye de los hombres que en las conversaciones no paran de discutir, porque no son capaces de razonar.

E. Marco

Deja un comentario

Archivado bajo Abanilla