Archivo de la categoría: Deporte

INFORME CRONOLÓGICO DEL PABELLÓN MULTIUSOS DE MAHOYA (III)


VARIOS AÑOS, MUCHO DINERO Y SIN PABELLÓN

A tenor de todo lo expuesto en las dos notas de prensa anteriores:

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Abanilla, en sesión extraordinaria del 27 de octubre de 2017, acuerda la incoación de expedientes sobre responsabilidad por VICIOS OCULTOS en las obras del Pabellón Multiusos de Mahoya, pista, graderío y vestuarios de la instalación, y nos encontramos que, tras las alegaciones formuladas por las empresas constructoras, en las que niegan responsabilidad por vicios ocultos, directa o subsidiariamente, y en caso de que pudiera proceder alguna, ésta ha prescrito, a tenor de la Ley de Ordenación de la Edificación

El día 1 de febrero de 2018, se vuelve a reunir la Junta de Gobierno Local, compuesta por el Alcalde Ezequiel Alonso, y concejales J.Antonio Rocamora, Lina Tenza y Ana Teresa Valero, y estiman las alegaciones formuladas por la mercantil Metálicas Gomariz S.L., y parcialmente, el contenido de las alegaciones formuladas por la mercantil Construcciones Perea y Muñoz S.L., y se las excluye a ambas, de la atribución de responsabilidad alguna por las deficiencias en la obra que nos ocupa, todo ello en base de los fundamentos técnicos expuestos por el arquitecto D. Plácido Cañadas Jiménez, en su informe de fecha 22 de enero de 2018 e informes de Secretaría de fecha 26, 29 y 30 de enero de 2018.

Desestima las alegaciones de la Técnico Industrial Dña Eligia Gil Muleiro, y la declara responsable de las deficiencias existentes en las obras de “construcción de Pista y Graderío en el pabellón”, exigiéndole la indemnización de 63.813,01€.

Desestima las alegaciones igualmente, referentes a la construcción de “vestuarios en pabellón multiusos”, exigiéndole la indemnización de 19.332,19€.

Ante estos expedientes la Técnico Industrial alega, que realizó los proyectos, con los datos facilitados por el propio Ayuntamiento, a través de su personal técnico y que terminadas las obras, fueron recepcionadas por el propio Ayuntamiento
Alega carecer de recursos para atender la responsabilidad civil que se le atribuye, y que al no estar “visado” el proyecto y dirección de las obras deja sin cobertura la póliza del seguro de responsabilidad civil suscrita a través del Colectivo de Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales de la Región de Murcia.

Ante el expediente incoado a D.Omar Manuel Baquero Bonilla (Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos), se le desestima la solicitud de archivo del procedimiento de exigencia de responsabilidad por vicios ocultos correspondiente a la construcción del “Pabellón de usos Múltiples de Mahoya”, valorándose en 37.091 €. el coste de reparación de las obras para la restitución del estado actual de las instalaciones al previsto en el Proyecto de obra originario.

Ante esta situación la Portavoz del Grupo Municipal IUMA, María Dolores Saurín Riquelme, solicita información al ayuntamiento de los expedientes administrativos y de todo el dossier que conforma la construcción del Pabellón Multiusos de Mahoya y una serie de preguntas determinantes para tratar de entender la situación en la que nos encontramos.

Sobre todas las cuestiones planteadas al Ayuntamiento con registro de entrada y las respuestas recibidas, entendemos que no se designaron:

  • Responsable del Contrato de Obra.
  • Ni constan copias de las Actas de Visitas o Inspección Municipal en la ejecución de las obras.

A preguntas realizadas por IUMA sobre los expedientes, exponen que se encuentran en tramitación.
El primero de ellos, Construcción pista polideportiva por la empresa SYH, que le piden 90.065,44€ por vicios ocultos al arquitecto D. Jose Enrique Pérez González, se encuentra en Procedimiento Ordinario 186/2017 ante el Juzgado Contencioso-Administrativo nº 8 de Murcia contra el Ayuntamiento de Abanilla.
Los otros tres, pendientes de resolución los correspondientes recursos administrativos que se han presentado.

En relación al tema de la titularidad de los terrenos sobre los que se edificó, el Ayuntamiento responde que tiene disponibilidad sobre los terrenos que ocupan la instalación del pabellón de deportes en virtud de cesión gratuita efectuada en el año 2005 por el propietario.
Sin embargo, no constan las correspondientes actas de cesión gratuita y recepción municipal, necesarias para construir en esos terrenos. La primera obligación del promotor es ostentar sobre el solar la titularidad de un derecho que le faculte para construir en él. (Art. 9.2.a LOE).

A fecha de 20 de abril de 2016, el propietario, alega que en el año 2005 cedió gratuitamente al Ayuntamiento de Abanilla los terrenos para la construcción del pabellón, prescindiendo de formalidad alguna, y SOLICITA mediante escrito presentado al Ayuntamiento, que acepte formalmente la cesión gratuita de los terrenos para evitar problemas, malos entendidos, más dilación en el tiempo y hacer las cosas bien para todos.

Ante todo esto nos encontramos con unas instalaciones en estado de ruina técnica y que permanecen cerradas, sin plazo previsto para su reparación y posterior apertura.
Unas obras presupuestadas en 494.369 euros, de dinero público, se han ejecutado en seis años, de forma descoordinada y sin supervisión. Con una culpa en nuestra opinión, y presuntamente, en primer lugar in eligendo por parte del Ayuntamiento, promotor de las mismas, al designar a los técnicos proyectistas y directores de obras, en segundo lugar in vigilando, al no visar ninguno de los cuatro proyectos de las obras, ni constar en las actas, ninguna inspección municipal por parte de los técnicos municipales

Existen diversas Sentencias, que avalan la no obligatoriedad de efectuar los visados, muchas se refieren a la Sentencia 6119/2008, Tribunal Supremo Sala de lo Contencioso según la cual, en los supuestos de obras del Estado, Entidades Locales y Organismos autónomos basta la intervención de la Oficina de Supervisión de Proyectos o la aprobación técnica de la Entidad correspondiente, que sustituye en tales supuestos al visado colegial.

STS 3973/2013
….De lo expuesto, la Sala concluye que, dada la naturaleza propia del contrato administrativo, en que se impone a la Administración una operación específica de verificación y control, cual es la supervisión del proyecto y su posterior aprobación, y donde lo importante es el carácter público del órgano promotor y no la calidad (funcionario o profesional libre) del autor del proyecto, en las obras del Estado Organismos autónomos y Entidades locales, basta la intervención de la oficina de supervisión de proyectos y la aprobación técnica de la entidad correspondiente sin ser necesario el visado colegial como requisito de validez de los proyectos, con independencia de las relaciones del colegio con sus miembros. Con ello no se quiere decir que el informe de la oficina o unidad de supervisión de proyectos tenga idéntico contenido que el visado colegial y viceversa, sino que por la especial naturaleza y peculiaridades del contrato administrativo, donde además está presente el interés público, la supervisión técnica, vigilancia, informe y aprobación de los proyectos le corresponde a la propia Administración a través de sus propios órganos específicos, sin que resulte preciso el visado colegial.

Sentencia 5801/2012 del Tribunal Supremo
…. sin existir las oficinas o unidades de supervisión en cuanto tales, las Administraciones Públicas contratantes cuenten con instrumentos organizativos bastantes para verificar por sí, en relación con las obras objeto de sus contratos, la idoneidad y habilitación profesional del autor del trabajo y la corrección e integridad formal de la documentación. Si en un determinado caso aquellos instrumentos no fueran suficientes no se respetaría el artículo 4 del Real Decreto 1000/2010, que impone un nivel de control análogo al que los colegios profesionales llevarían a cabo en otro caso (siempre limitado a aquellos dos aspectos no estrictamente técnicos).

Por todo lo expuesto, consideramos que el promotor de las obras no cumplió con la normativa vigente, al no verificar el visado ni supervisar los proyectos de unas obras presupuestadas en 618.031€, que junto al gasto realizado en el informe externo encargado al Sr. Cañadas por 6.663 €. nos ha supuesto un gasto de 624.694€, en un pabellón que está cerrado.

El Ayuntamiento tampoco realizó la supervisión técnica, vigilancia e informe, al no costar actas de visitas de inspección de obra por los técnicos municipales, y en caso de que este control se realizara, del resultado se deduce que no se llevó a cabo con la diligencia debida.

En el momento actual, el Pabellón Multiusos de Mahoya, necesita una inversión de, al menos, 120.236,2 euros para su reparación, cantidad que seguramente seguirá ascendiendo por el transcurso del tiempo, al seguir deteriorándose las instalaciones y no haberse tomado ninguna medida para su protección ni restauración.

Llegamos a la conclusión que debido a la negligencia de unos y la pasividad de otros el resultado de esta nefasta obra lo pagaremos los ciudadanos, en primer lugar por la gran inversión de dinero público realizada sin control, ya que no consta en ningún lugar que se hayan realizado inspecciones por los técnicos municipales.

En segundo lugar, debido a la posible y presunta corresponsabilidad del Ayuntamiento promotor, la insolvencia y la negativa de los técnicos responsables, esta reparación posiblemente deba de sufragarla el mismo Ayuntamiento promotor de las obras cuando decida acometerlas o buscar la solución más idónea, ya que por el momento la medida tomada por el equipo de gobierno ha sido el cierre de las instalaciones, con la que cada día se acentúa su deterioro, en el momento actual si se efectuaran las reparaciones, supondría un mínimo de 744.930€ el coste invertido en el Pabellón Multiusos de Mahoya, que se dice pronto, pero es una cantidad desorbitada a nuestro parecer, y que no olvidemos, parece que la debemos sufragar los ciudadanos.

Mientras se tramita la vía judicial contencioso- administrativa, la situación actual es que se ha gastado el dinero público, que es de todos, sin control ni supervisión.
El resultado es que tenemos unas instalaciones deportivas que no podemos utilizar sin que esté prevista o programada fecha próxima de nueva apertura o de inauguración de dichas instalaciones municipales.

En definitiva, una pésima gestión municipal que sufren los ciudadanos del municipio de Abanilla, y en este caso particular, los vecinos de Mahoya… unos por otros y el GIGANTE CON LOS PIES POSTIZOS AHÍ SIGUE.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte

INFORME CRONOLÓGICO DEL PABELLÓN MULTIUSOS DE MAHOYA (II)


¿QUIENES SON REALMENTE LOS RESPONSABLES?
No se pueden tirar casi 800.000€ de dinero público a la basura

Como ya dijimos en la anterior nota, No existe el Estudio geotécnico de la primera fase, “Construcción de pista polideportiva del pabellón multiusos de Mahoya”, perteneciente al Plan de Obras y Servicios 2005-2006.

Tan sólo existe un Estudio geotécnico realizado por la empresa Basalto Informes Técnicos S.L. (BA-6191) de fecha 19 de febrero de 2010, encargado por el Ayuntamiento de Abanilla, atendiendo al Ruego de la Dirección General de Administración Local para poder aprobar el proyecto, tras los diferentes informes desfavorables, emitidos por esta Dirección General, en distintas fechas el 18 de enero 2010, el 29 de marzo de 2010 y el 21 de julio de 2010, es muy sencillo de entender, que si no presentaba el ayuntamiento de Abanilla un informe geotécnico ni tan siquiera aprobaban el Proyecto desde la Comunidad Autónoma, hicieron este informe, unos cuantos años después, cuando ya tenía poco sentido porque la “Pista polideportiva” ya estaba construida sobre esos terrenos sin estudiar ni analizar.

Se dispone de un informe de patología de fecha 25 de febrero de 2016 encargado por el arquitecto D. Plácido Cañadas para sustentar la confección de su informe pericial, por lo tanto, estará en su poder porque a IUMA no nos lo han podido proporcionar por no disponer de él en la secretaría municipal.

Ni D. José Enrique Pérez González, ni Dº Omar Manuel Baquero, ni Dª Eligia Gil Muleiro, solicitaron estos informes imprescindibles, que según el Código Técnico de la Edificación (CTE) aprobado por RD 314/2006, de 17 de marzo, se debe acometer en la fase inicial del proyecto y, en cualquier caso, antes de que la estructura este totalmente dimensionada (artículos 3.1.5 Y 6 del DB SE-C Cimientos). Su contenido se concreta en el apartado 3.3 del DB SE-C Cimientos, cuya confirmación antes de la ejecución previene el apartado 3.4.

Desde IUMA, consideramos que, según la documentación de la que disponemos, el asunto es complejo, parece ser, que ni los técnicos saben de dónde viene la exigencia legal del estudio geotécnico y su importancia, según se refleja en la documentación.

También desde el punto de vista legal, porque al durar tanto la obra, la normativa de aplicación va cambiando. Toma en consideración que a la fecha del primer proyecto o fase, “Construcción de Pista polideportiva”, no le era aplicable el CTE aprobado por RD 314/2006, de 17 de marzo que entró en vigor el 29 de marzo de 2006 y sí en cambio la Instrucción EHE 99. En las demás fases si era de aplicación el CTE y la EHE 2008.

Lo que sí que tenemos claro en IUMA, es que la norma aplicable a la primera fase del proyecto es el Real Decreto Legislativo 2/2000, de 16 de junio. Para las restantes tres fases es la Ley 307/2007, de 30 de octubre. Son semejantes, pero conviene saber su aplicabilidad en cada caso, ya que habla de la supervisión de proyectos, del replanteo y de la contratación conjunta de proyecto y obra.

Sabemos, que dentro del CTE, se contempla un apartado de “obligado cumplimiento” que es el HS-1 Protección contra la humedad, dónde se analizan los distintos elementos que se debe proteger de la humedad y uno de ellos es el suelo de los edificios. La protección que se debe aplicar depende del Coeficiente de Permeabilidad del terreno y de si la presencia de humedad es baja, media o alta, por tanto, se debería de haber conseguido este dato que sólo se obtiene mediante el estudio geotécnico correspondiente.

El CTE establece cinco tipos de estrategias para preservar el suelo del contacto con la humedad.

Se aprecia también que no se instaló mallazo en la solera de “hormigón armado” que debería haber llevado tal como indica el proyecto en la Pista deportiva, que habría estado al aire libre desde abril del 2007. Al no instalar el mallazo se elimina del hormigón la capacidad de absorber las tensiones a las que se ha visto sometido, teniendo como consecuencia la aparición de grietas y fisuras, presencia de alta humedad, rellenos antrópicos y una mala compactación.

Los problemas de humedades, los han acrecentado permitiendo que no se incluya ningún tipo de red de recogida de aguas pluviales y que la cubierta del edificio vierta sus aguas directamente a los pies del cerramiento del edificio.

El proyecto no se ajusta al CTE, debido al incumplimiento de todo lo relativo a la seguridad estructural y a la protección frente a la humedad.
Todo lo expuesto se detalla, como hemos dicho anteriormente, en el Informe pericial del Ingeniero D. Plácido Cañadas Jiménez de fecha 5 de noviembre de 2016, de las cuatro fases que consta la construcción del Pabellón Multiusos de Mahoya.

En dicho informe, el Sr. Cañadas examina la intervención de los agentes de la edificación de todas las fases del proceso de edificación sin dedicar análisis alguno a la actuación del Ayuntamiento promotor y también agente de la edificación.

Según informe pericial acreditativo de 28 de diciembre de 2017, aportado por uno de los alegantes, se expresa que es importante mencionar, que el propio Ayuntamiento de Abanilla es corresponsable de ello, entre otras cosas por haber eliminado un “Control de Calidad” fundamental en todo el proceso como es el Visado de los Proyectos, a la vez que tenía que haber hecho cumplir a los proyectistas sus obligaciones y cumplir y hacer cumplir su propia normativa que se evidencia que no ha hecho, según consta en dicho informe pericial.

El informe examina las acciones y omisiones de proyectistas, directores de obra y constructores, omitiendo las responsabilidades del promotor que también es agente de la edificación de acuerdo con el art 8 de la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación (LOE).

Enumerando sus obligaciones en el art 9.2 de la LOE “son obligaciones del PROMOTOR” (Ayuntamiento de Abanilla)

  1. Ostentar sobre el solar la titularidad de un derecho que le faculte para construir en él.
  2. Facilitar la documentación e información previa necesaria para la redacción del proyecto, así como autorizar al director de obra las posteriores modificaciones del mismo.
  3. Gestionar y obtener las preceptivas licencias y autorizaciones administrativas, así como suscribir el acta de recepción de la obra.
  4. Suscribir los seguros previstos en el art 19 de dicha ley.

El Ayuntamiento de Abanilla NO ha exigido ni “el visado ni supervisado de los proyectos” en ninguna de las cuatro fases de la obra. Si se hubiera exigido, los técnicos de control del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Murcia o del Colegio correspondiente en el momento de chequear los proyectos, habrían detectado que no incluía la justificación del obligado cumplimiento del CTE y se habría visto la necesidad de modificar el proyecto para ajustarlo a dicho CTE, y se habría proyectado adecuadamente, evitado los defectos y estado de CIERRE en el que se encuentra ahora el pabellón.

El próximo lunes 24 el siguiente…

Deja un comentario

Archivado bajo Deporte