Archivo de la etiqueta: Fulgencio Saura Mira

¿DÓNDE ESTÁN LAS 75 PINTURAS DE D. FULGENCIO SAURA MIRA?


El Ayuntamiento de Abanilla nos responde a IUMA, ante la anterior pregunta, presentada por registro con número 2.167 que:
NOS TRASLADAN LA IMPOSIBILIDAD DE ATENDER A NUESTRA PREGUNTA POR NO EXISTIR ANTECEDENTES, DATOS O INFORMACIÓN QUE OBRE EN PODER DE LOS SERVICIOS DE LA CORPORACIÓN.

Ante nuestra perplejidad, les vamos a relatar unos hechos, dando por seguro, que las famosas 75 pinturas deben de estar depositadas en algún lugar y muy bien cuidadas, aunque el ayuntamiento no tenga ni idea, pero para eso está IUMA, para reclamar, vigilar, proteger y demandar lo que es nuestro Patrimonio Municipal, es decir… LO DE TODOS.

Foto Adjunta de las obras.

En la noche del sábado 21 de junio de 2008, noticia publicada en La Verdad con el título “Una noche para la historia” del día 23 de junio, en el Auditorio Municipal de Abanilla se dan cita a más de 300 personas para la presentación del Libro Historia de Abanilla.

La mesa de ponentes estaba representada por un nutrido número de ilustres personalidades, en su mayoría historiadores, como D. Francisco Javier Guillamón, D. Juan Hernández Franco, D. Juan Torres Fontes, entre los ilustres se encontraban catedráticos de Geografía y Física, doctores en Filosofía y Letras y demás. También formaba la mesa el director e impulsor de la obra, D. Manuel Yagües Ruiz, quién agradeció en repetidas ocasiones el esfuerzo al alcalde de Abanilla D. Fernando Molina Parra para estar presente en el acto de presentación de la obra y ser componente de la mesa.

También entre los asistentes y en butacas, se encontraban familiares y amigos, representantes de Asociaciones, concejales del Ayuntamiento de Abanilla, y curiosamente, Pedro Cárceles que estaba enmarcando la obra pictórica, entre otros muchos, que no nombro porque tampoco es relevante para lo que IUMA quiere pedir.

A lo largo de la presentación de la obra, se repasaron algunos de los siete capítulos de los que consta, en uno de ellos, el que habla sobre la Edad Media, que recoge Torres Fontes en su libro “El Señorío de Abanilla”, que es ilustrado por las 31 acuarelas del pintor D. Fulgencio Saura Mira y allí mismo y en ese mismo lugar, anunció la DONACIÓN DE 75 pinturas, – 68 acuarelas y 7 óleos- que había realizado expresamente para confeccionar un “testimonio plástico de Abanilla” para recrear la obra presentada, la que fue acogida con alegría, júbilo y aplausos por todos los asistentes.

Ante esta donación del pintor D. Fulgencio Saura Mira al pueblo de Abanilla, el Director de la obra D. Manuel Yagües, medio bromeando, le pidió una calle en agradecimiento ante tal generosa donación de obras pictóricas.

Después de acabado el acto de Presentación, felicitaciones, saludos y agradecimientos, nos dispusimos a recrear la vista ante los lienzos donados por Saura Mira expuestos en la Sede de la Asociación Musá Ben Nusayr con un vino español.

Por todo lo anteriormente expuesto y dada la contestación del ayuntamiento de Abanilla, que no sabe, que no le consta, que no tiene conocimiento, que no existen actas de donación y no dispone de ningún tipo de documentación de las 75 pinturas donadas por tal ilustre artista, desde IUMA, vamos a exigir a los responsables políticos de la actual Equipo de Gobierno del PSOE, que averigüen el paradero de las obras, y una vez localizadas, que:
a.- Se levante acta notarial de cada una de las obras (con foto incluida) de las 75, para que sean enumeradas y “catalogadas”.
b.- Sean recepcionadas y aceptadas por el alcalde en un acto público o privado y que el Secretario Municipal levante acta
c.- Que se guarden y conserven en un lugar apropiado de luz y humedad en propiedad municipal.
d.- También queremos saber si las obras estaban enmarcadas o no, ya que estaba un experto en ello, según la noticia de La Verdad.

Desde IUMA hemos preguntado sobre el rumbo que siguieron las obras pictóricas, y oficialmente, no sabemos nada y lo que nos asombra es que nadie haya dicho nada hasta ahora, siendo su interrogante de una manera casual.

Lo que sí sabemos con total certeza, es que la contrapartida sí se ha realizado y la antigua calle Salón, se convirtió en la Calle D. Fulgencio Saura Mira, acto celebrado a bombo y platillo donde el pintor descubrió una placa el día 12 de mayo de 2012, en agradecimiento a este artista tan querido y admirado en nuestro pueblo por su generosa donación, a la vez que, se cumple con el compromiso de la petición que hizo el Sr. D. Manuel Yagües Ruiz en el acto referido anteriormente de la Presentación del libro Historia de Abanilla, al entonces alcalde, D. Fernando Molina Parra.

Con esta petición que hacemos desde IUMA, tan solo queremos proteger, conservar y tener a buen recaudo nuestro patrimonio municipal para disfrute de todos los vecinos del municipio de Abanilla para los presentes y para los futuros.


Vamos a ver, sin divagaciones, ni le íbamos a poner 74 calles más, es decir una calle por cuadro, como alguien sugiere, y ciertamente, los concejales votamos (12 a favor y 1 abstención) para dedicarle una calle al maestro, acordado en el pleno del día 21 de marzo 2011.
Volvemos a repetir, fue un acto repleto de grandes personalidades del arte, la historia y la cultura, para presentar una maravillosa obra “Historia de Abanilla” y, para ilustrar dicha obra, el admirado y querido pintor D. Fulgencio Saura Mira, hizo la DONACIÓN de las 75 obras al Excmo. Ayuntamiento de Abanilla el día 21 de junio de 2008, que recrea paisajes y momentos de nuestro municipio.

4 años después le pusimos la calle en agradecimiento a tal generosa “donación”, y se aprovechó la circunstancia, para hacer público, otra donación, a los damnificados del terremoto de Lorca, fueron 4.000€ que la Asociación Musa Ben Nusayr donó por la venta de otras 18 acuarelas diferentes del mismo artista nada que ver una donación con la venta de la otra.

No queremos que se desvíe la atención hacia “la calle” sino hacia “los cuadros”, TODOS, hemos estado de acuerdo en que se le pusiera y está muy bien puesta y bien merecida, la pregunta es de párvulos ¿Quién tiene y quién custodia la famosa colección de pinturas?

Queremos explicaciones ya sean por escrito, un comunicado al ayuntamiento o un pregón y sobre todo saber…
¿Dónde están las 75 pinturas… 68 acuarelas y 7 óleos?

De lo contrario tendremos que empezar a dar crédito a las leyendas peregrinas que circulan sobre los cuadros, su recorrido, su trasiego y su depósito.
IUMA, queremos pensar que todo está bien de lo contrario sí que nos vamos a quedar todos a cuadros…seguirá…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Crónica de un pueblo sin cronista


Abanilla debe ser uno de los pocos municipios de la Región de Murcia que aún no tenga Cronista Oficial. Y sin que esto sea motivo de inoperancia como lo pudiera ser el no haber aún Consejo Escolar Local, sin embargo sí que es sintomático del abandono con el que desde esta alcaldía se llevan las cosas en Abanilla. Y no sólo eso, sino las patadas a la inteligencia y la historia que se le han venido dando desde el gobierno municipal, hacen necesario que se reparen los daños cometidos. Hechos como que los símbolos heráldicos municipales (escudo y bandera) sigan siendo los que son, anacrónicos y contrarios a las directrices de las Reales Academias, es algo vergonzoso para quien se les enseñe y sepa de lo que le están hablando. Pero al señor alcalde Fernando Molina esto le da igual, pues en su día ya dijo que “mientras siga de alcalde ni el escudo ni la bandera se van a cambiar”. Por último no olvidar que también se ha colaborado con la difusión del esperpento que supone el uso del pleonasmo del “Vera” delante del nombre de la patrona la Santa Cruz (aunque a decir verdad, tampoco conste el acta de dicho patronazgo).

Iniciado el año 2013, D. Manuel Yagües, a la sazón presidente de la Asociación cultural “Musa Ben Nusayr”, realizó la petición al Ayuntamiento de Abanilla de que dicho cargo en Abanilla fuera ocupado por D. Fulgencio Saura Mira, colaborador con la asociación que preside, el cual además ya lo era de su Alcantarilla natal y de nuestra vecina Fortuna. Y propuso a este señor porque él mismo le había editado algunos libros sobre Abanilla (Viajes por las pedanías de Abanilla. 2006 en el que incluyó diversas acuarelas de las mismas y Abanilla: Carnaval y Semana Santa. 2009) y había escrito en los programas de fiestas, tanto el municipal como el de dicha Asociación.

Don Fulgencio Saura Mira, de 75 años (1938), es escritor y como bien dijo en su pregón de fiestas de 2011, también es pintor porque es lo que le gusta y lo hace ahora que está jubilado. Ya es cronista de Fortuna pues escribió un libro en 1991 de dicha localidad, otro en 1994 sobre sus almazaras, en 1995 otro sobre sus aspectos “mágicos”, en 1997 sobre las posadas, y en 2006 sobre diversos paisajes y lugares de Fortuna. En total cinco libros sobre Fortuna. También escribió otro sobre Alcantarilla en 1972, localidad de la que fue secretario de su Ayuntamiento a finales de los años sesenta, lo cual le valió para ser cronista oficial de allí.

El 14 de marzo de 2013 se realizó una Comisión Informativa en la que al finalizar la misma y cuando ya se marchaban sus miembros, el portavoz del PP D. Pascual Martínez, informó que se había recibido la propuesta de la Asociación “Musa ben Nusayr” a favor de D. Fulgencio Saura Mira, para ser nombrado Cronista Oficial de Abanilla. Dña. Mª Dolores Saurín, concejal portavoz de IUMA le respondió que su partido tenía otro candidato diferente que era D. Eugenio Marco.

Fulgencio Saura Mira y Eugenio Marco

Fulgencio Saura Mira y Eugenio Marco

El 10 de mayo de 2013, el partido IUMA registró en el Ayuntamiento (nº reg. 804) tanto una carta de presentación del candidato, como un documento con la propuesta oficial para que se nombrara como Cronista Oficial de Abanilla a D. Eugenio Marco Tristán. En dicho documento de 12 páginas, se desgrana tanto la muy nutrida actividad en publicaciones de libros como en los programas de fiestas de Abanilla, Mahoya, El Tollé, en la revista de la Asociación “Musa ben Nusayr”, en el boletín de la UNDEF, la actividad de recopilación y divulgación de información en “Las Cosicas de Abanilla”, así como en las cartas en la prensa escrita. Según cuentan las crónicas, cuando en el Ayuntamiento tuvieron conocimiento de esta propuesta, saltaron las alarmas en el sentido de que citar el nombre de Eugenio al alcalde era como mentarle al demonio, pues en más de una y de dos ocasiones le ha enmendado la plana en sus funciones de Cronista “Oficioso” de Favanella.

El 5 de junio de 2013, la verdad sacaba un artículo titulado “Crónicas desde la trinchera”, en el que venía a pintar la situación como si de una verdadera batalla campal se tratara. Así, la elección de este cargo honorífico, pasaba a ser noticia más de lo que hubiera sido deseable. Aquí ya se informaba a la opinión pública de la controversia existente. Desde IUMA Dña. Mª Dolores Saurín dejaba clara su postura: «Solicitamos que el nombramiento recaiga en Eugenio Marco por todo el bagaje y la trayectoria que atesora durante más de 40 años, y máxime siendo hijo de Abanilla» , y según el texto de la misma, el portavoz del PP D. Pascual Martínez decía que “Eugenio le parecía buena persona y buen historiador, pero que aún no lo habían presentado como candidato oficial”.

Un día después, el 6 de junio, el partido IUMA dio su opinión al respecto de este tema, tanto de dicho titular con el que efectivamente no estaban nada de acuerdo por ser más beligerante de la cuenta, como del fondo del asunto en sí. En este sentido, respondía al portavoz popular informándole por si no se lo habían comunicado aún, que desde IUMA sí que se había hecho dicha propuesta, registrada en el Ayuntamiento casi un mes antes, el día 10 de mayo con número de entrada 804. Por otra parte, se informaba que les parecía bien que se nombrara a Saura Mira como “Cronista Pictórico”.

Todo esto anterior, queriendo o sin querer, provocó que la en principio justa liza, se llevara más al terreno de lo profesional y casi personal.

El 17 de marzo de 2013, Fulgencio Saura Mira había escrito un artículo en la Opinión que trataba sobre las “relaciones de Fortuna y Abanilla” en el que decía que Felipe IV les había otorgado el rango de villa tanto a Fortuna como a Abanilla. Siete días después, el 24 de marzo, el historiador D. Juan Manuel San Nicolás aclaraba el error “con los legajos en la mano” y le recordaba que a Abanilla se le concedió el rango de villa con la Carta Puebla de 1501 realizada por los Reyes Católicos. De hecho en 2001 se celebró el V Centenario. Unos meses después, al hilo de este asunto, el 4 de julio escribía Eugenio Marco en el diario La Opinión recordando algunos “errores de los historiadores” que además del anterior, se habían cometido a lo largo de la historia y que ahí habían quedado.

En el programa de las fiestas patronales de agosto de 2013 de la vecina Fortuna, como Cronista Oficial de la misma que es, D. Fulgencio Saura Mira escribió lo que podríamos entender como una fe de erratas, texto que por su difícil acceso, reproduzco a continuación:

De nuevo se acercan las fiestas de nuestra villa, que lo fue en el siglo XVII, cuando obtiene tal privilegio en su Carta poblacional, a diferencia de la cercana Abanilla que lo es en el siglo XVI aspecto este que me gustaría subrayar a colación, nunca mejor dicho, de ciertas críticas recibidas en medios comunicativos, por ciertos personajes de nuestra vecina población que, lejos de mirarse la viga de sus propios ojos, otean con lupa y mala fe, los fallos de su vecino que, en este caso, como quien escribe cometió el error histórico de no encuadrar al vecino pueblo como villa, en el lugar correspondiente, dejando aparte otras interpretaciones en la relación de ambas villas que marcan la libertad del autor de dar sentido a eventos determinados. Y en este aspecto, como diría Cervantes “quédese aquí, que es peor meneallo” (1).

Notas: 1. Me refiero al artículo de LA OPINIÓN, de 17 de marzo de 2013, en el que trato de las relaciones de Fortuna y Abanilla y donde se dice, por error, que Abanilla fue villa en el siglo XVII, cuando en realidad lo es desde el siglo XVI. Cosa que al parecer ha causado estupor en ciertos personajes, que faltos de eso que se llama caridad, se complacen en criticar los errores de los demás para así pretender encumbrarse a sus anchas con “estos méritos” en la historia. Este cronista actuó de buena fe y es capaz de reconocer cualquier error, que los tiene y muchos, pero sería incapaz de hacer ese tipo de crítica a un compañero.

Si nos vamos a buscar dicha cita de Cervantes en el Quijote, dicha expresión aparece  en al menos tres ocasiones, la primera en el capítulo XX cuando Sancho da rienda suelta a las necesidades de su vientre y los dos han de taparse la nariz por lo escatológico del asunto, la siguiente es en el capítulo XLVII, y por último la vuelve a emplear en la segunda parte en el capítulo XII, Así pues, dado que dicha frase aparece en tres ocasiones, no sabemos muy bien si el señor Saura Mira la usó en la primera acepción tratando de “mierda” a los que le miran con lupa sus escritos o en los otros dos. Dado que no vamos a esperar al programa de fiestas del próximo año, nos quedaremos con la duda y punto.

El 12 de agosto respondió Eugenio Marco a este escrito anterior de Fulgencio Saura Mira por sus referencias al respecto de ir mirando con la lupa los errores de los demás, que esto lejos de ser malo por sacar los fallos del vecino, es algo bueno porque sirve para los que vengan detrás a estudiar. Unos días después, el 16 de agosto fue Juan Manuel San Nicolás quien le respondía en el sentido de que hubiera realizado la fe de erratas en su feudo de Fortuna en vez de en el diario La Opinión que fue donde se cometió el error.

Lo último que se puede añadir a toda esta historia, es la información de que a colación de toda esta polémica suscitada en torno al nombramiento del Cronista oficial de Abanilla, en el mes de septiembre D. Manuel Yagües, presidente de la Asociación “Musa ben Nusayr” fue al Ayuntamiento a retirar su propuesta a favor de D. Fulgencio Saura Mira. Una vez ocurrido lo anterior se informó a Dña. Mª Dolores Saurín por si ella también quería retirar la suya a favor de D. Eugenio Marco, la cual dijo que no, que dado que suponía que ahora este asunto iba a dormirse en un cajón, que se quedara ahí guardada su propuesta ahí también en el expediente para que quedara constancia para el día en que el alcalde se vaya y venga otra persona que quiera retomar el asunto. Una pena de alcalde es lo que es.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura