Archivo de la etiqueta: PP

El PP de Abanilla cierra su gira de charlas sobre el desgobierno socialista


Este viernes día 20 de noviembre, el PP de Abanilla cerró en el Salón de actos de la Encomienda, su ciclo de charlas que ha venido realizando por los núcleos de población del municipio.

Tras dar la bienvenida el Presidente Local Arsenio Pacheco, dio paso al portavoz José Antonio Blasco, quien informó que dado lo complicado que es reunir a las personas para escuchar las charlas, han decidido realizar dos boletines oficiales con información.

Comentó que cuando estaban pensando en qué nombre poner a estas charlas, decidieron ponerle el nombre del “desgobierno socialista”. Esto no fue una casualidad, puesto que en estos días han ido viendo que hay cosas que no son muy normales, puesto que a pesar de la llamada transparencia y ánimo de diálogo, aún no han realizado una reunión de portavoces que suele hacerse al inicio de las legislaturas.

En estas semanas, el grupo socialista sólo se ha dedicado a mirar atrás porque ellos no lo pueden hacer para adelante. Y lo hicieron para ver de qué podían acusar al PP.

En este tiempo, varias personas de solvencia empezaron a recorrer bares difundiendo varios bulos y barbaridades como que el PP había dilapidado el presupuesto, que las cuentas estaban a cero, que había 12 millones de déficit, o que el presupuesto estaba agotado.

Reconoció José Antonio Blasco que en los mítines él conocía la situación real económica del Ayuntamiento, y quizá por eso no quiso vender humo sino propuestas reales que posiblemente no fueron tan atractivas y por eso perdieron votos.

Tras una pregunta que realizó en un Pleno para conocer la deuda del Ayuntamiento cuando tomaron posesión, cantidad que él ya conocía, el alcalde le respondió que había dos préstamos por valor de 5,4 millones de euros, a pagar hasta 2023, con una amortización que el PP había gestionado en su día a 0%, interés que por cierto ha bajado. Esta gestión la hizo el PP antes de marcharse y por tanto consideró que esta deuda será fácil de pagar.

Otra pregunta que realizó fue el pedir el acta de arqueo que se hace cuando se hace las transferencias de poderes de gobierno, respondieron que había 938.767,28€ , casi un millón de euros a falta de ingresar todo lo que queda hasta final de año. Argumenta que por tanto sí que había este dinero en las arcas, por lo que ya nadie ha vuelto a decir que no había dinero. Tampoco se ha vuelto a oír que los presupuestos estaban agotados, porque el equipo de Fernando Molina había dejado unos 800.000€ en una partida para el caso de que hicieran falta en otras partidas presupuestarias. Y esto es algo normal el tener que modificarlos a lo largo del año.

Estos tres grandes bulos se han desmontado en pocos días a lo largo de estas charlas que se han realizado.

Resulta curioso que el PSOE ha hablado mucho sobre el empleo, y sin embargo cuando repartieron las carteras de concejales, no nombraron concejal de empleo. En el PSOE entienden el empleo como dar puestos de trabajo y que el Ayuntamiento tiene esa capacidad para dar empleo a los más de quinientos parados del municipio. Para Blasco, dar empleo es fomentar que las empresas se queden en Abanilla y tengan beneficios suficientes como para generar empleo.

En junio el PP dejó el 12% de paro, que es mucho, es cierto, pero es que en estos cien días ahora el paro ha subido y está en el 20%. Si se miran los datos del SEF, se ve claramente que a partir de mayo se ve cómo sube el paro constantemente. Estos datos son muy preocupantes, pero en el PSOE se creen que sacando los puestos de los socorristas, y resulta que de once socorristas, dos por lo visto bastante afines a ellos están a jornada completa y el resto están a media jornada.

Otra cuestión que han dicho mucho es que iban a bajar los impuestos. Y efectivamente en un Pleno llevaron este asunto para bajarlo. La anterior portavoz del PSOE exigía que el tipo del IBI fuera del 0,55%. En este punto hay que decir que el PP llegó a un acuerdo con el grupo independiente para poder bajar el tipo impositivo para amortiguar la subida catastral. Sin embargo ahora que podía el PSOE bajar este impuesto al 0,55% tal y como prometía, lo han dejado en el 0,64%, por eso es importante que cuando uno se mete en un sitio y se dedica a hacer promesas, ha de saber cómo están las cosas para no mentir como han mentido.

Y si han mentido en los puestos de trabajo y en la bajada de impuestos del IBI, han mentido, con el Plan de Obras y Servicios, la están liando y gorda. Esto es un dinero que da la CCAA, concretamente la Dirección General de la Administración Local de la que él estaba encargado, y daban un dinero para que los Ayuntamientos pudieran hacer una serie de obras. El anterior equipo de gobierno programó una serie de obras en Barinas y en El Cantón. Mientras Fernando Molina estuvo de alcalde, estas obras se contrataron y se hicieron, pero quedan otras dos que por lo que parece no tienen intención de hacer. Y resulta que si no se hacen, la CCAA no va a dar ese dinero. Pero parece que todo lo que huela a PP, no quieren hacerlo. Y aquí hay que ser serios, porque se está jugando con los vecinos y sus impuestos.

Él prefiere decir las cosas públicamente antes que ir a los juzgados. Y es que en estos años, han tenido que ir hasta en 28 ocasiones a los juzgados, tanto Fernando Molina como él mismo y otros compañeros por culpa de las denuncias del PSOE. Y todas han sido sobreseídas. Por eso quiere aclarar que es ilegal dejar facturas sin pagar por mucho que sean del anterior equipo de gobierno. Entre otras cosas porque ese proveedor quiere cobrar y lo que es peor, va a exigir el pago de la demora. Y el Ministerio exige que se lleve un orden correlativo en las facturas. Pero parecen no enterarse y siguen sin querer saber nada de lo que huela a Partido Popular.

Al final el tiempo es el único que pone a cada uno en su sitio. Y al final pasearemos por las calles y diremos que esto se hizo siendo Fernando alcalde, este Instituto, esta piscina de Barinas, estos pabellones de las pedanías, la depuradora, y demás obras, se hicieron siendo Fernando Molina alcalde de Abanilla. Y al tiempo, dentro de cuatro años, diremos que el cambio del buzón de correos se hizo estando el PSOE en el gobierno. Y no mucho más.

Fue Fernando estando como alcalde, quien cada dos semanas estuvo haciendo viajes para realiza reuniones al Director General de Empleo en el SEF, y luchar por el Plan de Empleo Local fue él quien gestionó lo que quería, que era nueve trabajadores a media jornada durante seis meses, por un valor de 53.200 €. Este trabajo no se pudo ver realizado porque este dinero viene de los fondos europeos y esto se corta hasta después de la campaña electoral. Ahora es cuando vendrá este dinero. Y en el PP entienden que este dinero tiene que venir, porque es dinero para trabajadores de este pueblo. También Fernando estuvo luchando por cursos de jardinería, cursos que se han dado en muchos municipios y han tenido mucho éxito. Y este proyecto se está estudiando que podría ser para quince alumnos durante doce meses y por un valor de unos 200.000€. Y hasta este presupuesto, es donde se puede decir que ha estado trabajando en el PP. Y lo siguiente será del PSOE. Y si ahora salen diciendo que han contratado nueve personas, que se sepa que ha sido por la gestión del Partido Popular.

Otra cuestión importante que hay que aclarar es la tasa de basura. Esto se estuvo discutiendo en un Pleno, y allí el alcalde tuvo la brillante idea de decir que si esta tasa se subía era por culpa suya del PP, porque según dijo el alcalde: “ustedes me van a obligar a cumplir la ley”. Y no hubo ni aplausos, porque es que pensaron que ¿es que a un alcalde se le ha votado para que no cumpla la ley?. Ha visto un razonamiento que ha salido en los periódicos, y es que resulta que la tasa de basura es un servicio que ha de ser autosuficiente. Y ahora resulta que hay que llevar la basura a otro vertedero. Pero esto se les dijo antes de aprobar los presupuestos. Ya tienen el borrador de los presupuestos y han visto que esta tasa de este servicio ha pasado de los 200.000€ a 350.000 €, con lo cual no iban tan desencaminados cuando decían que iba a subir el coste de este servicio y la ley exige que sea un servicio autosuficiente, tendrán que pasarle a los vecinos este coste. Sin embargo el portavoz del gobierno del PSOE dijo hasta cinco veces que no iban a subir esta tasa de basura, tendrán que tocar otra partida, con lo cual ya sabemos de dónde va salir de donde siempre salen, del bolsillo de los ciudadanos.

Otra de las medidas estrellas ha sido la del bonolibro o ayuda al material escolar. En su día les dijo por activa y por pasiva, que en materia de educación, los Ayuntamientos no son competentes, sin embargo tenían esta propuesta que les venía desde el PSOE de Murcia en plan bolivariano de darle 20€ a cada niño. En el PP entienden que es mejor administrar este dinero y darle este dinero a quien sí lo necesita que a quien no, y no darlo a todos por igual. Porque quien no lo necesita no le supone nada y quien sí tiene no le sirve para nada. Desde la CCAA se han dado, como se deben dar, 110 ayudas por un montante de 20.800€ en material, bonolibros y comedor, y falta por saber las ayudas al transporte escolar. Y esto también estuvo trabajando mucho Fernando. Y aún ellos siguen trabajando por el pueblo aunque sea desde la oposición. Sin embargo en el PSOE dicen que este dinero lo han sacado de los casi 11.000€ que se han ahorrado del folklore. Por eso, como de cada cinco cosas que les dicen, tres son mentira, han preguntado por escrito por el coste real del Festival folklórico y les respondieron que unos 5.000€, es decir, lo que les vino a costar el año anterior.

En estos 28 años ha habido luces y sombras. Las luces están ahí. En su día no había polígono industrial porque no había tendido eléctrico, y Fernando se empeñó y lo trajo. No había instituto y lo gestionó Fernando, no había infraestructuras viarias, y todas estas luces se trabajaron y gestionaron. Y con el tiempo todo esto se le tendrá que reconocer. El antepresupuesto del PSOE es bastante similar al que ellos hacían hecho, porque seremos del PP o del PSOE, pero al final dos y dos son cuatro.

En el PP de Abanilla hay que trabajar para ganar las elecciones y darle la vuelta a la tortilla. Si miramos para atrás, cada vez que llegado un gobierno socialista han dejado el país hecho una era. Como dijo Ramón Luis Valcárcel, Felipe González lo dejó hecho una era. José Mª Aznar tuvo que solventar esta crisis del PSOE porque el problema de las arcas de las pensiones estaban agotadas. Pero la lumbrera de Zapatero lo dejado hecho solar. Un edificio en ruinas. Y Rajoy tuvo que entrar, tirar el edificio porque se caía, y volver a construir España. Esto es lo que se ha tenido que ver lo cada vez que han gobernado ellos. Y esto pasa en España, Murcia y Abanilla. Y dentro de cuatro años nos ha llamará el pueblo para intentar solucionar todo lo que ellos han vuelto a entorpecer. Y estos serán cuatro años de humo e incienso. Y si cambian el buzón de correos, habrá fotos y Facebook. Mucho humo, pero puestos de trabajo y nuevas empresas, van a haber pocas. Ya conocía cual era su criterio político, pero ahora conoce el criterio económico porque ya ha visto el borrador del presupuesto, que es para abrir y cerrar la persiana del Ayuntamiento. Que nadie en 2016 espere grandes logros, porque es para abrir y cerrar la persiana. Y poco más.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política local

Debacle histórica del PP en Abanilla: El PSOE gana las elecciones con mayoría absoluta


Finalmente 28 años es lo que ha durado la hegemonía popular en Abanilla, sí. Ese es el tiempo que el PSOE ha tardado en volver a ganar unas elecciones. Y esto es algo que visto y leído así, suena hasta raro e increíble, porque a cualquiera le parecería estar oyendo una película de ciencia ficción al oír esto. Pero lo cierto es que es verdad. Sí, sí, lo que quizá nos parecería un sueño raro que pasó en 1983, ha vuelto a ocurrir, y además en esta ocasión el PSOE ha conseguido más votos que entonces, más incluso que en 2003 en que se consiguieron 1761 votos y hasta entonces era su techo. Acostumbrémonos pues por tanto todos, porque esto es verdad, sí.  No estamos soñando. Unos y otros vamos a tener que hacernos a la idea de que algo ha cambiado de golpe y porrazo y se supone que muchas cosas van a cambiar ahora también.

Siendo como son estos datos así de curiosos, más curiosos resultan comparados con los datos de los resultados a nivel autonómico para la Asamblea Regional. Donde en las votaciones municipales el PP saca 1576 votos, en las autonómicas saca 1680, es decir, 104 votos más. Y donde en las municipales el PSOE saca 1944, en las autonómicas saca 1632, es decir, 314 votos menos que habría que ver de qué partido han salido. Para intuirlo, sólo podemos comparar con los resultados en las autonómicas. Tenemos que Podemos tuvo 153 votos, que podrían haber votado al PSOE en las municipales, y nos quedarían 161 votos.  Tenemos que Ciudadanos tuvo 234 votos en la Asamblea, mientras que en Abanilla sólo tuvo 105. ¿Podríamos adjudicar alegremente estos 129 votos de diferencia también al PSOE? Bien, dando estos aventurados cálculos como buenos, aún nos quedarían 32 votos que ubicar de dónde salen. Votos que fácilmente podríamos pensar que salen a elegir de entre los 30 de IP, los 22 de UPyD, 20 de CCD, 17 del PACMA, 4 del PCPE, 2 del Movimiento RED, o los dos votos del Escaño en Blanco. Porque de los 13 de VOX lo dudo.

El pueblo ha cambiado de parecer. La desaparición del mapa político del hasta ahora alcalde Fernando Molina, ha hecho desaparecer no sólo ya muchos miedos, sino también dar por finalizados muchos compromisos y lealtades personales que las eran no ya con el partido sino más bien con su persona. Y aún así, aún a pesar de su presencia en la campaña acompañando a su sucesor en la cabeza del cartel, no ha sido suficiente, y el batacazo que se ha pegado el candidato del PP, José Antonio Blasco, ha sido de órdago, pues si bien podía pensarse que merced a este hecho, como mucho podían perderse unos 200 votos, perder 598 votos respecto de los obtenidos en 2011, (casi 600, el 27,51%), eso duele y mucho. Y eso que entonces ya perdieron, porque en 2007 venían de sacar 2733 votos. Es decir, el PP en ocho años ha perdido 1157 votos, es decir el 43,33%. Y eso es como para pensar por qué se ha tenido esta continua caída, que mientras ha habido colchón no se ha notado hasta que la torta ha sido espectacular. En el PP deberán de estudiar y valorar a qué piensan que se ha debido esta progresiva caída. Las razones pueden ser muy conocidas, no sólo el cambio del candidato, sino también el hartazgo por la situación del vertedero y el engaño a que ha sido sometido el pueblo, el hartazgo también por la situación económica, la inmensa deuda contraída y que en su día gestionó el que ahora era el candidato, los impuestos altísimos para tener unos servicios cuasi africanos, etc…, por eso es complicado asignarlas cada una a cada ciudadano y saber que este te ha dejado de votar por esto, y el otro por lo otro, e intentar solucionarlo para la próxima ocasión.

Pero vamos a los datos. Hace cuatro años que yo mismo hice otro artículo, en mi blog particular, sobre el cual luego entonces me llegó a los oídos que no había gustado a algunas personas del PSOE, y como dije después, no lo entendía pues las matemáticas son una ciencia exacta. Hoy voy a intentar hacer lo mismo, y aviso, para aquellos que me han dicho que no estoy de fiesta y tirando cohetes, que es un análisis hecho de forma objetiva así como con las correspondientes interpretaciones de los datos de las elecciones municipales de este año 2015. Interpretaciones que hay a quien no le importan porque lo mismo aún no es el momento y hay que estar de fiesta sin más, pero que creo que procede realizarlos, aunque cueste entenderlos. Y vistos los datos, imagino que en esta ocasión gustará más a estas personas que en su día se quejaron.

Los resultados, ya se sabe, al final han sido los ya conocidos de PSOE 1944, PP 1576 y IUMA 362. Conforme a la siempre muy injusta Ley D’Hondt, que como se sabe, elimina a los partidos con menos del 5% de los votos y beneficia a las mayorías, en el primer cuadro que tenemos más abajo, vemos el reparto de los escaños de los concejales conforme han quedado distribuidos, es decir PSOE 7, PP 5 y IUMA 1. Conforme a la ley, se van restando los votos conseguidos entre los escaños que hay a repartir, en este caso 13. Y se van cogiendo los números más grandes hasta llegar a esos 13 concejales. Como se ve, el número más pequeño, el que menos votos ha costado conseguir, por así decirse, es el concejal número 7 del PSOE, el que en definitiva le ha dado la mayoría absoluta (pero esto es lo normal, claro está). El PP ha bajado 598 (27,51%), y el PSOE ha subido 402 (26,07%) respecto de 2011. IUMA por su parte ha perdido 156 votos (30,12%).

Si vemos estos datos así con frialdad, lo cierto es que tienen muy poco de sentido común. Podemos entender la caída del PP por el cambio del candidato y el desgaste que ha supuesto entre otros asuntos, el problema del vertedero. Pensando hasta que los votantes están informados de las cosas, saben lo que el candidato hizo mientras fue concejal de hacienda, se han enterado que él fue el responsable de los presupuestos inflados y las deudas por las nubes del Ayuntamiento. Es difícil creerlo pero es posible. Y también es posible pensar que el candidato no arrastraba tanta gente como su antecesor, quizá porque es de Abanilla y se le conoce, o quizá porque se ha llevado el voto de castigo que habría correspondido que se llevara el hasta ahora alcalde, el cual muy posiblemente, debería de haberse ido en 2011 cuando aún la situación era medio defendible (ahora evidentemente no). Por eso es complicado entender con los pies en el suelo la increíble e histórica subida del PSOE, pues si bien podríamos pensar que lo normal habría sido que se mantuviera en torno a los 1542 votos de 2011, o incluso bajar por la poca oposición realizada esta legislatura (y que habría sido un 6-6-1), la subida de los 402 votos no se puede explicar con coherencia si no es por el cabreo y desengaño que como digo ha supuesto para la ciudadanía tantos turbios asuntos como la situación del vertedero,  y que ha sido la cuestión en la que el PSOE ha basado principalmente su labor de oposición durante la legislatura así como su reciente campaña electoral (si es que durante la misma se consigue convencer a alguien). La otra caída, la de IUMA, aunque menor en votos, ha sido mayor en porcentaje y desde luego, para quien haya seguido la actualidad política de estos años, es difícil entender el por qué de esta pérdida de votos, pues si por los méritos contraídos y el trabajo realizado, lo normal habría sido pensar que habría merecido subir en número de votos, sin embargo no ha sido así. Así que ¿qué ha pasado aquí?. ¿Acaso el pueblo de Abanilla no quiere un tipo de oposición dura como la que ha llevado IUMA, criticando y sacando las informaciones que estaban escondidas en el Ayuntamiento? ¿Quieren que haya alguien que haga esta labor pero luego no votan a este partido?. Es complicado entender esta caída. Y lo cierto es que es difícil ver estos datos y creérselos. El pueblo deja a IUMA como estaba, con Mª Dolores Saurín como la única concejal para que siga ahí sola ante el peligro de lo que pueda pasar, y de casi haber sido pieza clave en el gobierno de Abanilla, se queda de concejal testimonial, como lo estaba hasta ahora.

En definitiva, que si sumamos los votos que ha perdido el PP y también IUMA (598+156) nos dan 754, y si sumamos los que ha ganado el PSOE y Ciudadanos (402+105) nos dan 507. Por tanto, quitados los anecdóticos 23 de IU, ¿dónde están los 227 que no han votado de forma válida? (quitando los blancos y nulos, se entiende).

Y ahora una vez vista esta tabla, por aquello de resolver las dudas de los otros dos partidos, por aquello del “y si…”, vamos a los números de las otras posibilidades, de los votos que habrían sido necesarios conseguir por parte de los otros dos partidos, tanto PP como IUMA para haber cambiado en algo la situación del reparto de escaños.

En primer lugar, el PP, que parece claro que ha sido el gran fracasado de la jornada electoral, pues ha pasado de 2174 votos (7 concejales que tenía) a 1576 (y quedarse en 5), es decir, han perdido 598 votos. Para haber siquiera haber sacado un concejal más y empatar a 6 concejales tanto el PP como el PSOE, el PP habría necesitado sacar 95 votos más, para haber conseguido el concejal número 6, que claro está, se lo habría quitado al PSOE. O dicho de otro modo, que para haber empatado y manteniendo el PP los 1576 que ha sacado, el PSOE tendría que haber sacado como mucho 1837, es decir, 107 votos menos de los que ha sacado, para haber empatado a 6 concejales. En ese caso y en el anterior del 6 a 6, la decisión de a quién darle el gobierno habría estado en manos de la concejal de IUMA.

Y vamos a la tercera opción, porque si la debacle del PP ha sido espectacular, la caída de IUMA desde los muy meritorios 518 votos que sacaron hace cuatro años, hasta los 362 en que se han quedado ahora, tampoco ha sido pequeña. Esos 156 votos que se han perdido, y los que pensaban que iban a sacar de más, gracias a la dura oposición que se ha realizado en estos cuatro años, cabe preguntarse muy profundamente por qué se han evaporado en el aire. En 2011 se quedó a unos ochenta votos de haber conseguido el segundo concejal. Merced a la muy dura labor de oposición que ha hecho estos cuatro años, habría sido lógico pensar que hubiera visto recompensados sus esfuerzos y haber sacado ese segundo concejal, pero ya se ve que no ha sido así, y que es más, incluso ha perdido votos. Aun así, vistos los cálculos, IUMA habría necesitado sacar 557 votos, es decir, sólo 40 votos más que en 2011. Pero con los datos de estas elecciones, habría necesitado 195 votos más para conseguir ese segundo concejal. Inancanzable. Concejal que habría quitado al PSOE, claro está. Así, el PSOE habría seguido ganando, sí, pero sin mayoría absoluta, y puestos al caso, podría haber votado alguna vez algo con el PP en contra del gobierno del PSOE. Y otra cuestión más. Si alguien pensaba que C’s le había quitado los votos a IUMA: 105 frente a los 156 que ha perdido IUMA, esto bien podría haber sido así (aunque viendo todos los que ha perdido el PP, parece complicado afirmar lo anterior), pero aun así, a IUMA le habrían faltado 51 votos para llegar al resultado de 2011.

Vistos estos cálculos y vistos los datos, ahora cabe ver si la presencia de Ciudadanos en estas elecciones ha supuesto algún cambio o ha afectado en algo al resultado electoral. Como se ve, con 105 votos no se ha conseguido un concejal, y ha quedado bastante lejos. Pero esos votos han salido de alguna parte. En este caso, aunque es imposible de saberlo al 100%, alguien podría pensar que dado que en verdad Ciudadanos es un partido que tira más para la derecha que para la izquierda, esos votos bien podrían venir de personas desencantadas con el PP. Es decir, que aunque el batacazo del PP ha sido impresionante, si esos 105 votos hubieran ido a parar al PP, bien podrían haber hecho el efecto anteriormente comentado de los 95 votos que le han faltado al PP para haber sacado el concejal número 6 y haber empatado con el PSOE. Es decir, que teniendo en cuenta estas informaciones y refiriéndonos al comentario que el candidato del PP dijo en un programa de radio, acerca de que “si se rasca el naranja, sale el color rojo”, cabría estudiar hasta qué punto los votos de Ciudadanos, han sido decisivos y sí han servido al final para fastidiar al PP y beneficiar al PSOE y arrebatarle por tanto al PP no ya la mayoría, sino las posibilidades de formar gobierno con IUMA. Cosa que también habría sido harto difícil conociendo el pasado, el pensar en esa situación de empate.

Nota: Para los que piensan que IUMA y Ciudadanos deberían de haberse unido de alguna manera antes de las elecciones, decir que presuntamente podrían haber tenido 465 y no, el resultado habría seguido siendo de PSOE: 7, PP: 5 y IUMA-C’s: 1.

Concluyendo: El futuro se vislumbra esperanzador, el candidato del PSOE, el a todas luces próximo alcalde de Abanilla, Ezequiel Alonso, ha sabido estar en el momento histórico y en el sitio adecuado. ¿Suerte? ¿Saber esperar? ¿Oportunismo?. Cada cual que piense lo que quiera. Tras siete legislaturas de gobierno ininterrumpido del PP, con una oposición en la que el PSOE ha intentado siempre llevar firme al gobierno, ahora han sido otras personas las que pilotando este barco, han podido llegar a buen puerto. Ahora bien, visto todo lo anterior, cabe preguntarse y valorar en qué grado este éxito ha sido gracias al candidato, gracias a la lista, al programa, o bien al cansancio que ha supuesto el PP todos estos años. Sea como fuere, ha llegado como candidato de un PSOE que como siempre iba a por todas y en este caso lo ha conseguido. Ahora, quién sabe aún si acompañado desde San Esteban con un gobierno del PP o con uno de triple entente (PSOE-Podemos-Ciudadanos), en Abanilla tocará mandar y demostrar que todas esas promesas del buen gobierno y de la ilusión en una nueva Abanilla, son realmente realizables. El futuro no sólo de estos cuatro años, sino de los cuatro siguientes también, dependen de ello. Ahora por lo pronto, la gestión de los problemas del día a día, espera a este nuevo PSOE. El tiempo, que como siempre da y quita razones, nos dirá cómo de satisfactorio habrá sido este cambio de signo político de partido y por supuesto de alcalde.

1 comentario

Archivado bajo Política local