Una mini rebaja del IBI para 2013 que no soluciona nada

Si algo ha soliviantado a la ciudadanía en los últimos tiempos en Abanilla además del agua y el asunto del vertedero, ha sido el tema de los impuestos, principalmente el de la contribución, así que antes de empezar, hay que hacer una introducción para contextualizar. Visto el panorama y los resultados electorales de los últimos años, a la ciudadanía en general parece no importarle tanto si quien manda (el PP) gestiona bien o mal, como el que estén mandando los suyos, aunque no hagan nada o lo que hagan lo hagan mal, mientras que puedan tenerlos a mano en la falsa creencia de que si se necesita que alguien coloque a un familiar o a uno mismo, igual será más fácil que eso ocurra estando gobernando el PP que otros partidos. Así es entendible que a nadie parezca haberle importado el que en este pueblo no paguen los impuestos casi la mitad de los ciudadanos, con lo que ello conlleva de aumentar los impagados y el volcar toda la presión fiscal sobre los que pagan. Si a ese despropósito se le une la extraña “amnistía fiscal” realizada en el Pleno del 17/1/11 para dar de baja obligaciones pendientes de pago de 1991 a 2009 por valor de 2.171.364 €, así como derechos pendientes de cobro de 1978 a 2009 por un valor de 2.178.587,67 €, (la ley reconoce la prescripción de los cobros pasados los 4 años, sin embargo aquí los de más de dos ya los eliminaron ¿por qué?. Luego hubo empresarios que alegaron y siguieron reclamando lo que se les debía, normal), así que la única conclusión que es posible sacar de todo esto, es que quien paga impuestos en Abanilla es porque es tonto. Así de sencillo, porque a la vista está que no se toman medidas sancionadoras de ningún tipo no ya contra aquellas personas que realmente no lo puedan pagar porque no tienen más, sino tampoco contra el cerca del 40% de personas que teniendo el dinero, sencillamente no les da la gana de pagar porque saben que no les va a pasar nada, porque quienes mandan, lejos de velar por defender los intereses del Ayuntamiento, es decir, los de todos los ciudadanos, defienden otro tipo de intereses más espurios, por lo que saben que no les va a tocar ni un pelo.

Así pues una vez introducidos en el tema, hay que saber qué es y cómo se calcula el valor de cada recibo de la contribución. Para ello se tienen en cuenta dos valores, el del valor catastral y el del coeficiente del IBI que pone cada Ayuntamiento dentro del ejercicio de sus competencias.

IBI

  • EL CATASTRAZO

En Abanilla se aprobó la subida catastral en 2006, la cual supuso que según los cálculos de la empresa “Tecno Prisma” que fue la los realizó por un montante de 8.410€, se provocara una subida del 559,75% en el valor de los bienes catastrables.  Para hacernos una idea, dicho aumento hizo que el valor medio de los bienes del municipio pasara de 12.655€ a 36.273€. Esto fue posteriormente aprobado en dicho año 2006 por la Dirección General del Catastro (perteneciente al Ministerio de Economía. BOE 18/10/06) y se empezó a aplicar en 2007 y durante 10 años hasta 2016. Así y para no hacer este duro salto de los cobros de golpe, la propia ley prevé que se haga de forma escalonada aumentando en cada uno de esos diez años un 10%.

  • ¿QUÉ ES EL IBI?

El IBI, el impuesto de los bienes inmuebles, es el número o coeficiente porcentual por el cual se multiplica el valor catastral de un bien, de una vivienda, de un solar, resultado de la suma del valor del suelo y de la construcción si la hubiere, cantidad que varía según distintos conceptos oficialmente registrados y estipulados, que tienen en cuenta cosas como la cercanía o lejanía respecto al centro histórico de un centro urbano. Si nos remontamos al último decenio de años, este venía siendo del 0,70% tanto para los bienes urbanos como rústicos. Sin embargo en el año 2009, una vez que ya se llevaba dos años aplicándose la subida del 10% del catastrazo, se hizo una revisión a la baja del impuesto urbano, para intentar amortiguar -que no reducir- dicho efecto. Así, se redujo un poco tan sólo el tipo impositivo de los bienes urbanos del 0,70% al 0,65% para tener efecto en los recibos de 2010. En dicha ocasión, para concluir, el alcalde D. Fernando Molina Parra, dijo lo siguiente:

Mantienen la línea de no subida de impuestos, por contra a lo que ocurre a nivel estatal, hacen un gran esfuerzo pese a la situación económica actual. Se está siendo sensible con este asunto, nada de mentiras ni demagogia, se bajará cada año manteniendo el padrón y minorando el valor de los recibos, no hay subida de impuestos.

Posteriormente en dicho año 2010 se volvió a revisar, y se volvió a bajar debido a la situación de crisis, por lo que pasó del 0,65% al 0,58%, y el rústico siguió como estaba en 0,70%. Valores que aún siguiendo aumentando el valor catastral, se mantuvieron también para 2011, por lo que lejos de bajar los impuestos, si bien ese año no se modificó el coeficiente, sí que había que pagar más.

  • EL SUBIDÓN AL 0,90%

Sin embargo, en el pleno del 27/10/11, en medio de la crisis económica que había y siguiéndose aplicando dicha subida del catastrazo (y así será hasta 2016), el gobierno del PP aprobó de forma “provisional” una brutal subida para los impuestos de 2012, por la cual el impuesto del IBI urbano pasó del 0,58% al 0,90% y el rústico que había estado en los últimos años inamobible en el 0,70% también al 0,90%, subidas motivadas precisamente según el portavoz popular D. Pascual Martínez porque “no se había conseguido cumplir con el plan de equilibrio presupuestario” el cual hay que aclarar que no era algo externo sino que se lo habían hecho ellos mismos un año antes para controlar su propio gasto. Y por esta razón “se decidió adoptar medidas más duras y convincentes, para conseguir un ejercicio presupuestario en los años venideros, ya que dado que por ejemplo no se preveía recoger dinero vía tasas urbanísticas, según su docto parecer tan sólo les quedaba la posibilidad de freír a impuestos vía pago de tributos. Contra dicha subida, el grupo IUMA presentó alegaciones el día 1 de diciembre de dicho año, para congelar los tipos en el 0,58% y 0,70% respectivamente, las cuales volvieron al Pleno del 20 de dicho mes sin que evidentemente prosperaran por cuestiones matemáticas (léase rodillo popular). En dicho Pleno el grupo socialista apoyó dicha propuesta de IUMA.

IBI Urbano 2011

No en vano ese del 0,90% es el tipo máximo permitido por ley (para los bienes rústicos al menos). Y dichos tipos no fueron aprobados por el gobierno de Zapatero, como igual alguien podría llegar a pensar, sino que vienen fijados en el artículo 72.1 del (RDL 2/2004 del TRLRHL y publicados en el BOE 9/3/04 y en esa fecha que se sepa, por muy pocos días, pero aún era Presidente José Mª Aznar). Así que menos mal que fue el propio PP quien lo fijó ahí, porque si no, ya puestos lo mismo aquí aún la habrían subido más. Según dicho artículo del Texto Refundido de la Ley de las Haciendas Locales, en los inmuebles urbanos el gravamen puede oscilar entre el 0,40% y el 1,10%, y en los rústicos entre el 0,30% y el 0,90%. Lo único que hizo el gobierno de Zapatero años después en el artículo 70.c del Texto Refundido de la Ley del Catastro (RD 417/2006 de 7 de abril, BOE del 24/4/06) fue sencillamente aludir a dicho texto legal y a dichas cantidades ya establecidas anteriormente por el PP.

A los pocos días de llegar al poder, el 30 de diciembre de 2011, el gobierno del PP de Mariano Rajoy realizó un “Real Decreto-Ley de medidas urgentes en materia presupuestaria, tributaria y financiera para la corrección del déficit público”, en cuyo artículo 8 se contemplaba el aumento del valor catastral de los bienes entre un 4% y un 10%  según el año en que se hubiera realizado la última ponencia de valores (revisión catastral), para sobre ésta, aplicar dicho recargo. Así, sería del 10% si era anterior a 2002, del 6% si se realizó entre 2002 y 2004, y del 4% si se realizó entre 2008 y 2011. Increíblemente se saltaron las realizadas entre 2005 y 2006, año en el cual se aprobó la subida catastral por ejemplo en Abanilla, el cual teniendo en cuenta lo anterior debería de haber sido del 5%, pero sin embargo a la vista está que se lo saltaron.

  • PLENOS DE 2012

Dicha subida hasta el 0,90% como ya se dijo en su día, colocó al municipio de Abanilla como el que más altos tenía el porcentaje del IBI en toda la Región de Murcia. Razones las cuales que motivaron que el grupo IUMA dijera que esta era una subida inasumible, pues como ya se ha dicho, bastante es el tener que pagar la subida del 10% cada año sobre el anterior, como para también asumir esta subida del coeficiente del IBI. Dicho partido protagonizó una campaña de recogida de firmas por el municipio para pedir al alcalde y a sus concejales del PP que recapacitaran sobre su decisión y rebajaran el coeficiente del impuesto. Dado que el grupo IUMA sólo cuenta en el Ayuntamiento con su portavoz, no tiene las firmas necesarias (4) para solicitar un Pleno extraordinario y presentar estas firmas, por lo que prefirió esperar a presentar su Moción y dichas firmas en el siguiente Pleno ordinario del 19/11/12. Sin embargo el grupo socialista que con sus cinco concejales sí podía pedir dicho Pleno, pudo y lo hizo, el cual fue convocado con anterioridad, para el  30/10/12. La sorpresa fue que para que no le quitaran el protagonismo, el propio PP también convocó un Pleno extraordinario para ese mismo día 30/10/12 pues si lo dejaba para el de noviembre quedaría fuera de plazo, intentando hasta última hora el unir los dos en el mismo pleno, pero el PSOE no dio su brazo a torcer aún a sabiendas que las matemáticas hacían inútil dicho empeño, pues lo habían pedido antes. Por lo tanto se realizó primero el solicitado por el grupo socialista y a continuación el propuesto por el gobierno del PP. ¿El resumen? Dos plenos en 80 minutos y una rebaja del IBI de cara a la galería. Respecto del cobro de las dietas, la portavoz del PSOE dijo que no cobraría las dietas del pleno convocado por el PP, y los del PP que no cobrarían las de este primer pleno (esto se ha dicho pero no consta en acta). La portavoz de IUMA dijo que no cobraría las de ninguno de los dos plenos (también se ha dicho pero tampoco consta en acta).

En el primero el PSOE pedía además de rebajar los tipos de gravamen, el urbano del 0,90% al 0,55% tal y como se viene solicitando desde hace ya varias legislaturas, y el rústico volverlo a dejar como estaba en el 0,70%, también el hacer una comisión formada por los grupos de la Corporación tal y como prevé que se cree en la cláusula séptima del convenio con la Agencia Regional de Recaudación (ARR) para estudiar qué pasa con la gente que no paga sus impuestos y desde el Ayuntamiento no se hace nada por cobrarlos en ningún caso, pues esto es una falta de respeto a los que sí que los pagan. El PP con su mayoría votó en contra pues su argumento era el de que si se hacía esto, “se pondría en riesgo la viabilidad del Ayuntamiento y los servicios básicos que se prestan”, al no conseguirse llevar a cabo el Plan económico-financiero y alcanzar una situación de equilibrio presupuestario”. De la otra cuestión, consideraron innecesaria pues según su portavoz, la Agencia merece todas las garantías ya se establecen contactos entre la Agencia y el Ayuntamiento para ser efectivos. Desde IUMA se le recordó al grupo socialista que hacía un año habían apoyado su propuesta de dejarlo en el 0,58% y que ahora proponían el 0,55%, lo cual sonaba más a ir a salto de mata y remolque de IUMA que de otra cosa, aparte de que se habían movilizado por su campaña de recogida de firmas. Esto provocó un nuevo y vergonzoso episodio más de los reproches personales lanzados entre las portavoces de los grupos de la oposición. Finalmente ni que decir tiene que no fue aprobado por la mayoría del PP.

En el siguiente Pleno extraordinario, el PP llevaba un estudio realizado por la propia Agencia Regional de Recaudación en el que proponía la rebaja de los coeficientes del 0,90% al 0,83% en el urbano, y del 0,90 al 0,85% en el rústico, lo cual supondría que al 55% de la población se le rebajara el recibo de 2013 respecto al año 2012 o se le quedara más o menos igual. Esta mini rebaja para aparentar no cuela, según afirmó la portavoz del PSOE, y volvió a la carga con que si se está en esta situación es responsabilidad exclusiva del PP, pues ellos son los que no hacen nada para cobrar los más de 4 millones de euros en recibos impagados de años anteriores. Dinero que si se cobrase al menos la mitad, no sería necesario para nada el asfixiar a los vecinos que sí que pagan. La portavoz de IUMA criticó esta rebaja por no solucionar absolutamente nada, y atacó al alcalde y a los concejales del PP por seguir cargando todo el peso sobre el costado de los ciudadanos, y los costaleros ya están reventados. Ellos los del PP son los responsables, algo que ya asumieron en su día, pero que sin embargo parece darles igual pues repercuten en el pago a los demás que no tienen culpa, que si pagan es por el temor que tienen a que se les embargue la casa o el pedazo de tierra. Así, se le recordó al PP que en su propio plan de ahorro municipal preveían recoger algo de dinero de la licitación de bares y cantinas de los centros sociales, y sin embargo a estas alturas aún no lo han hecho, porque luego se lo dan alegremente y sin cobrarles a sus correligionarios.

Como se puede ver en la siguiente tabla específica del recibo del IBI urbano, el discutir tanto sobre unos simples números, que si 0,90%, 0,83%, 0,58% o 0,55% no es cuestión baladí, pues como ya se ha explicado anteriormente es lo que determina la cantidad exacta a pagar en el recibo. Y como igual así no se entiende mucho, viéndolo con este gráfico igual se entiende mejor.

Tabla del IBI. Ejemplo de cálculos del coeficiente en el año 2012

Como se ve, la parte central que está entre las líneas naranjas es la de los años de aplicación del catastrazo, es decir, que el recibo sube sí o sí un 10% aunque no se toque el coeficiente. Hay que aclarar que los cálculos están hechos para una vivienda tipo media, así que los números es imposible que coincidan con los de cualquiera, en todo caso pueden ser de tipo orientativo para guiarse. En el centro se ve lo que supuso el subidón del 0,58% al 0,90% que se ha vivido en los recibos de 2012, y a continuación se ve hacia dónde podría haber seguido si no se hubiera tocado (azul oscuro arriba del todo), así como los otros tres tipos, el que finalmente puso el PP, el que defendía IUMA y el que defendía el grupo socialista. Como se ve, la variación realizada por el PP para 2013 al 0,83% amortigua un poco, pero no rebaja nada en absoluto para los próximos años, pues como se ve, si no se rebaja más dicho coeficiente, aún seguirá subiendo cada año hasta que se estabilice en las nubes en 2017. Por su parte las propuestas de los partidos de la oposición, sí que eran realmente una rebaja para que aún siguiendo subiendo, lo de 2012 sólo hubiera sido un mal susto. Pero como se ve, los problemas de gestión económica del PP tras el despilfarro de los años anteriores, las obligaciones de pago de préstamos y púas, pese a que se quiten unos pocos servicios, si todo eso se suma a la inoperancia para buscar otros medios de ingresos o cobrar lo que no cobra y perdona, obliga a subir y subir, por lo que si en 2012 hubo problemas en algunas familias para poder pagar, seguirán habiendo y más.

  • CHARLAS Y CONCENTRACIÓN DE IUMA

Tras una serie de charlas del partido IUMA por las pedanías explicando este asunto de la contribución y recogiendo firmas, la última era en el Auditorio de Abanilla el 10 de noviembre. Una semana después, el día 17 de noviembre el partido IUMA convocó una concentración-cacerolada en la Plaza del Ayuntamiento a la cual asistieron más de un centenar de personas, para que aquellas personas perjudicadas y que tuvieran grandes dificultades para poder hacer frente a los recibos de la contribución, expresaran con su presencia en la misma su descontento con las decisiones del PP, del alcalde y de sus concejales.

La portavoz de IUMA Mª Dolores Saurín con el comentarista de de la actualidad local Javier Díaz, en la plaza del Ayuntamiento.

Dos días después, el 19 de noviembre tenía lugar el Pleno ordinario en el que entre otras cosas IUMA llevaba su moción para revisar los valores impositivos del IBI, y que volvieran a los que estaban en 2011, es decir del 0,58% el urbano y del 0,70% el rústico, argumentos y razones que ya se habían explicado en los plenos anteriores, la falacia que supone decir que se ha bajado el recibo un 5% cuando no es así, que el importe se mantiene (ver en el gráfico que efectivamente esto es así); que se corre el riesgo de que la gente no pueda pagar, por lo que la recaudación lejos de subir, aún va a bajar más; que se paga un IBI más caro que en Madrid y Barcelona sin tener todos sus servicios; que no se contemplan bonificaciones a empresarios, colectivos desfavorecidos, ni se tiene en cuenta el callejero para distinguir entre bienes del casco y de las pedanías, y así todos pagan por igual cuando no tienen los mismos servicios. Que habían aportado 700 firmas y llevarían 400 o 500 firmas más, de personas que estaban en contra de este tipo del IBI tan alto. El PP respondió por boca de su portavoz, en esta ocasión D. Enrique Marco con lo mismo que en anteriores ocasiones, que ellos habían aprobado su propuesta, que era la que les había dado la Agencia Regional de Recaudación, pues el objetivo era poder mantener la sostenibilidad de los servicios fundamentales que se prestan a los ciudadanos, así como poder cumplir con el Plan económico financiero de estabilidad presupuestaria. Que son muy conscientes de los problemas sociales, pero si lo bajan más, se puede incurrir en desequilibrio presupuestario.La portavoz del PSOE dijo que su grupo apoyaría esta propuesta pues la cifra se asemeja a la que ellos habían propuesto y sí que significa bajar la contribución, pero de verdad. Finalmente el rodillo popular actuó y esta propuesta fue rechazada, y las alegaciones fueron rechazadas para no dar ningún tipo de beneficio ni a empresas de nueva implantación de nuevas tecnologías, ni para rebajar algo a las pedanías.

El último paso se dio el pasado 26 de diciembre de 2012, cuando se publicaba en el BORM la aprobación definitiva de la rebaja que se había hecho al impuesto sobre los Bienes Inmuebles tanto de Naturaleza Rústica como Urbana, y con el cual se puso punto final a este asunto del coeficiente catastral.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Economía

Una respuesta a “Una mini rebaja del IBI para 2013 que no soluciona nada

  1. Pingback: Análisis socio-económico de Abanilla previo a las elecciones municipales de 2015 | abanilladigital.com

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s